Archivo para la categoría ‘Política’

Il Gattopardo 2

19 de agosto de 2014


Mas allá de cualquier otra lectura, cada vez que citamos a “Il Gattopardo” estamos hablando en realidad de su frase mas famosa: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie.”

Y, tal como lo explica la Wikipedia

en ciencias políticas se suele llamar “gatopardista” o “lampedusiano” al político que inicia una transformación política revolucionaria pero que en la práctica sólo altera la parte superficial de las estructuras de poder, conservando intencionadamente el elemento esencial de estas estructuras.

En Mar del Plata tenemos al menos dos grandes ejemplos de estas prácticas. Uno es el actual intendente municipal, Gustavo Pulti, quien en sus 18 años ininterrumpidos como concejal, se convirtió casi en un fiscal político de la ciudad.

Desde el uso de recursos afectados para situaciones que no estaban previstas hasta las coimas recibidas por concejales para aumentar rápidamente el boleto del transporte público tuvieron en el un implacable denunciador, cámaras ocultas (finalmente nunca vistas) incluídas.

Sin embargo, una vez que tuvo la suerte de ganar la elección para el cargo de intendente, todo pasó a relativizarse. Con su llegada, hubo un gran cambio que permitió que absolutamente nada cambiara (para mejor, obviamente, pues los negociados inmobiliarios basados en la excepciones, el ingreso de personal como botín de guerra político, el aumento del boleto, los cargos de funcionario como favor, la falta de concursos, las malversaciones y hasta la violación de leyes siguieron exactamente igual, o peor, que antes)

El otro exponente ha sido la que hasta hace 6 meses atrás se perfilaba como la futura intendente de la ciudad, Vilma Baragiola. Una militante radical de décadas, muy viva pero poco inteligente y bastante impulsiva.

Quedó pegada en una cámara oculta que le hicieran en el gremio de Camioneros marplatense, donde fue a “conversar” sobre el tratamiento de un expedientes de desafectación como bien patrimonial de un chalet que ese gremio había comprado.

En la “conversación” quedó muy en claro que el trámite del expediente se “facilitaba” si desde el gremio se “colaboraba” mediante influencias aportando a la “caras” campañas electorales. Tampoco faltaron los comentarios hacia ciertos “correligionarios” hincha-pelotas con la protección del patrimonio arquitectónico ni calificaciones hacias las ONG que bregan por mantener indemne una parte de nuestra historia.

Aquí, lo que se pudo apreciar, es que ha sido naturalizada la política como fin en si misma. Ya no es la política al servicio de la ciudadanía, sino a su propio servicio. El intercambio de favores para que todos sigan estando en el mismo lugar, cambiando algunas cosas para que nada de lo que les importa cambie.

Con toda esta introducción, quiero presentar ahora lo que yo considero una nueva muestra del gatopardismo marplatense: el próximo hackaton organizado por la Municipalidad de Gral. Pueyrredon. El primero, según sus organizadores, (que se agrupan en el club de los afectos a esta clase de calificativos épicos, el primero, el mas grande, el “ma mejor”) o el segundo si nos atenemos a la historia.

(más…)

Formas de gastar nuestra guita 3a parte

4 de junio de 2014


Hace un año, mas o menos, informaba una de las formas de gastar nuestra guita que tiene la Municipalidad de Gral. Pueyrredon: comprándole detectores de metales a una astróloga y pagarle el doble de lo que salen en cualquier comercio.

Pero el caso de hoy es mas particular aún. Se ha pagado por algo que no existe. Y no unos pocos pesos, sino $ 32.640 (pesos treinta y dos mil seiscientos cuarenta)

¿Y que fue lo que se pagó que no existe? Pues un stand en la Feria del Libro.

En la imágen que se ve a continuación, tomada del sistema de consulta de órdenes de compra de la MGP, se puede apreciar la OC 430/2014, por la que se alquilaron dos stands (lotes) para dicha feria, ambos en el sector ocre, identificados con los números 3072 y 3074.

ordendecompra430_2014

Pero, si vamos a la página de la Feria del Libro, y nos bajamos el pdf con el plano de la feria, podemos apreciar lo mismo que se puede ver en la siguiente imágen:

pabellonocre

Si, lo que se nota es que está el stand 3072 y que brilla por su ausencia el 3074.

No, tampoco es que está por otro lado, en otro pabellón. Pueden ingresar en la página de expositores de la Feria y buscar en el listado alfabético.
Verán que la “Municipalidad de General Pueyrredón – Secretaría de Cultura” figura una sola vez y con un solo stand, el 3072.
O revisar uno por uno los listados de cada pabellón y descubrir que ni en el “ocre” ni en ningún otro existe el stand 3074.

¿Será “el misterio del stand desaparecido”? ¿lo incluirán en el Festival Azabache de Literatura Negra y Policial que se hace en Mar del Plata todos los años?

Vaya a saber, no?

Las campañas valen plata 2a parte

27 de mayo de 2014


Siguiendo con el post anterior, no puedo dejar de hacer algunas reflexiones:

1) Todo el quilombo empieza porque Eva Moyano se queja del “incumplimiento” de Baragiola a los gritos en plena Municipalidad. Eso si, lo de “me hago cargo de lo que digo”, le duró poco, pero lo que quedó bien claro fue que “fueron a pedir PLATA, el radicalismo fue a pedir PLATA”.

2) A partir de esto, cualquier otra cosa que se diga, en la forma del mejor eufemismo que pretendan utilizar, es una forma mas de tomarnos por pelotudos.
¿Que no pidieron plata sino una “colaboración”? ¿y como colabora un gremio, que además, se alinea con un partido opositor al radicalismo? ¿poniendo fiscales? ¿ensobrando boletas? ¿con caramelos media hora? ¿en que forma se corporiza la “colaboración” si no es con plata, ya sea propia o de terceros?

3) Nadie se acuesta en una cama sin haber perdido el equilibrio o porque se zambulle en palomita. Que Moyano les hizo la cama a Baragiola y Cia. es innegable, pero esto no me lo quieran vender como argumento de defensa de Vilma o de Constantino, porque es otra tomada de pelo.
Baragiola y Constantino de inocentes no tienen nada. Fueron hasta el gremio, a tener una reunión que pidieron ellos. Esto es indudable. Nadie pide una reunión para que lo vayan a ver, excepto cuando se es “el jefe” y este no es el caso. Uno va a donde el que otorga la reunión decide. Y fueron a las oficinas de Moyano a ofrecer un intercambio. El de apoyar un expediente a cambio de “colaboración” de campaña.
Dicho de otra forma, incumplieron con su deber de analizar la propuesta, velar por la transparencia y la legalidad y decidir en base al bien de la ciudadanía toda.
Se iba a levantar la mano para obtener una “colaboración” en la próxima campaña. Eso es corrupción, inmoral y falto de ética republicana.

4) No me vengan con el discurso del “juego a la derecha”. Como digo antes, nadie cae en una trampa de este tipo sin ser tramposo.
¿O acaso ahora vamos a tener que apelar al dilema de ver quien es el mas malo de la película para justificar la defensa del menos malo?
Esto, además, tampoco me gusta cuando la persona a justificar es parte de la derecha, aunque se disfrace de progre. Fue la candidata a Intendente de De Narvaez, ¿o ya se olvidaron por conveniencia?

5) Sospecho que nunca veremos el video completo y sin editar. Es muy probable que lo que estamos viendo sea apenas lo menos impresentable de toda la charla. No se olviden que en sede judicial Moyano ya declaró que “nadie pidió una cantidad de dinero para una finalidad determinada” porque si no decía eso, probablemente no podría presentar las pruebas sin auto-incriminarse.

6) Que las campañas sean caras es algo que los propios políticos usan como resorte de poder. Que mejor para un ganador que contar con la ventaja de saber que va a poder meter mas spots, mas afiches, repartir mas boletas que quienes le podrían entorpecer su “camino al éxito”.
Esto es igual a no querer dividir las elecciones nacionales de las provinciales y las locales. Nadie quiere perder el “arrastre” de un buen candidato de nivel superior.
O la boleta única, que les complicaría robarse las ajenas o entregarlas dobladitas y listas para meter en la urna, junto a la bolsa de alimentos.
O que las campañas se tengan que financiar con aportes donde se pueda seguir “la ruta del dinero”. ¿Acaso no sabían que un partido político recibió aportes por 30 mil pesos de un cadete de una financiera a la que después la salvaron de un allanamiento por medio de un llamadito telefónico al juez?

En definitiva, en esta historia, todos los integrantes, citando al filósofo contemporáneo Hannibal Fernandez, “están mas sucios que una papa”.

Es muy probable también que un juez diga que “no hubo delito”. No es de extrañar, a mi también me dijeron que un cálculo de costo del boleto realizado por un funcionario público, copiado y pegado del realizado por los empresarios del transporte y sin verificar su exactitud, no era un tema penal sino contencioso administrativo.

Lo que queda y quedará claro es que por mas que pretendan reirse en nuestras caras y tomarnos por pelotudos, no lo podrán hacer con todos.

Las campañas valen plata

21 de mayo de 2014


El título de este post es la frase pronunciada por el Secretario del Honorable Concejo Deliberante de Mar del Plata, Antonio Constantino (el que se autodenominó “1/4 de chanta” en el programa C.Q.C.) durante la reunión que mantuvo con la Secretaria General del gremio de camioneros local, Eva Moyano, en presencia también de la Presidente del H.C.D., Vilma Baragiola y del asesor Emiliano Mensor.

Todo está grabado en una cámara oculta que se puede ver en esta nota de 0223 o a continuación:

En principio, la frase no difiere mucho de la ya famosa “para hacer política en serio se necesita platita”, que fuera pronunciada por el matrimonio Kirchner, en los tiempos previos a su acceso a los cargos y a los millones.

Y tampoco difiere demasiado de la novela de enredos que vivimos hace poco cuando Tinelli fuera convocado para organizar el “Futbol para Todos”. Tanto en uno y otro caso, ninguno era, es o será un santo.
Ambos lados, gobierno nacional Vs. Tinelli o Bariagiola / Constantino Vs. Moyano, tienen muchos intereses y pocos principios republicanos.
En esto, no podemos hacernos los boludos. No hay inocentes en este entramado de tráfico de influencias y corrupción.

Es tan corrupto el que pide como el que reclama el cumplimiento de lo acordado al dar.
Aunque, si vemos la historia, mas particularmente la de los pagos a concejales para que aumenten el valor del boleto de colectivo, el razonamiento final podría llegar a ser, parafraseando a Alfonsín, “a uds. no les fue tan mal, corruptitos”.

Desgraciadamente, es esto es consecuencia de esa perversa denigración de la actividad política, que la convierte en un fin en si mismo y no en una herramienta para el cambio, para la equidad, para la mejora en el nivel de vida de los ciudadanos.

Quiero citar dos frases que siempre tengo presentes. Ambas de políticos socialistas.
La primera, de Jorge R. Lombardo, pronunciada hace 50 años:

Entendí siempre a la política como sinónimo de ciencia para el gobierno; jamás acepté que se la pudiera tergiversar convir­tiéndola en estrategia electoralista, ni se la usara tampoco para la destrucción de honras, ni de afectos, ni de sentimientos, ni de ideales.

Y la otra, de Juan B. Justo, que ya debe haber cumplido un siglo de pronunciada:

En política se miente, en política se mistifica, se oculta la verdad, y aún se simula el error, cuando se tienen privilegios que defender o apetitos que puedan satisfacerse merced a la ignorancia y el engaño de los otros.

Dos claves de estas frases: “ignorancia y engaño de los otros” y “la política como sinónimo de ciencia para el gobierno”

Se impone la transparencia, total y absoluta, de todo los actos políticos. Desde el mínimo aporte que pueda hacer a la campaña de un político un familiar o el almacenero de la esquina hasta la concesión multimillonaria que realice cualquier organismo del gobierno nacional.

Ya no solo se trata de condenar corruptos, se trata de erradicar las prácticas enquistadas en casi todos los niveles de la política.

Gobierno Abierto / Datos Abiertos

15 de abril de 2014


La entrevista antes de la charla

La presentación


La nota en Radio Residencias



El negociado de Nic.ar llega a los medios nacionales

29 de marzo de 2014


Tras una gran demostración de inimputabilidad, en la que el juez Oyarbide trató de quitarse de encima un quilombo (pedido de coimas de la policía en su nombre durante un allanamiento) y metió en uno mas grande a la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación (ya que reconoció haber sido llamado por un funcionario de esta para que lo detuviera), quedó en evidencia algo que ya había anticipado en este mismo blog hace 7 meses.

Que la firma Adconsa S.A., que fuera la encargada de programar el nuevo sistema de registro y renovaciones de dominios de Nic Argentina, que en los primeros días figuró en la página principal de Nic.ar y que luego dicha leyenda fue retirada, figura a nombre de un socio de Carlos Liuzzi, subsecretario de Técnica en la Sec. Leg. y Tec., en otra empresa. Este socio es Gustavo Benvenuto y la firma que comparten sociedad con Liuzzi es Desarrollo y Construcción S.A, que tiene el mismo domicilio que Adconsa. En este caso, la primera nota al respecto es de Perfil y se publicó tras la denuncia de Monner Sanz contra Liuzzi por enriquecimiento ilícito.

También nos enteramos gracias a Clarín (si, que le vamos a hacer, en P12 o Tiempo Argentino estas cosas no aparecen), que Adconsa facturó a Legal y Técnica 29 millones de pesos en tan solo un año (2009).

También esto nos permite entender por que motivo el Boletín Oficial de la República Argentina apareció un día con una “cuarta sección” en la que se detallan los registros y las transferencias de dominios realizadas en Nic.ar
El B.O. también contrata los servicios de Aconsa y es muy probable que una mínima investigación o pedido de acceso a la información permita descubrir una nueva contratación para reflejar datos que bien podrían haberse puestos online en la propia página de Nic.ar.

Nic.ar: la nueva caja chica de Presidencia

28 de febrero de 2014


logopesosAr


Hoy se publicó en el Boletín Oficial el nuevo tarifario que va a tener Nic.ar.
Pueden descargar de aqui la Resolución 80/2013 que, significativamente, tiene fecha del 22 de noviembre de 2013. O sea, hace 3 meses que está resuelto pero recién se da a conocer hoy. Sugestivo, ¿no?





El tarifario, según esta resolución, es el siguiente:

zona alta renovación
.ar $ 450,00 $ 450,00
.com.ar $ 160,00 $ 160,00
.net.ar $ 160,00 $ 160,00
.tur.ar $ 160,00 $ 160,00
.org.ar $ 160,00 $ 160,00
.gob.ar $ 65,00 $ 65,00
.gov.ar $ 65,00 $ 65,00
.int.ar $ 65,00 $ 65,00
.mil.ar $ 65,00 $ 65,00


Repasemos:

Los .ar se van a cobrar $ 450. Una bicoca. Si bien no se especifica la forma o requisitos para poder registrarlos, se pierde una oportunidad única de “redistribuir la riqueza”. Estoy hubiera sido posible si el registro de los .ar (como el ejemplo que doy siempre viaj.ar) se sometiera a una licitación pública, a excepción de los que pudieran ser de interés nacional, como lo es educ.ar o podría serlo vot.ar.

Al mismo tiempo, el tur.ar, que es otorgado en forma exclusiva a las agencias de viajes registradas legalmente, se equipara en precio ($ 160) a las asociaciones civiles SIN FINES DE LUCRO y a las ONG. Y también los net.ar, que solo pueden registrar EMPRESAS de telecomunicaciones que tengan licencia de la CNC (licencia que cuesta un par de kilos de guita, usando el sistema de conteo kirchnerista de divisas).

O sea, parafraseando a “Cambalache”, “Hoy resulta que es lo mismo ser negocio que ONG”, ignorantes y chorros son los que escriben estos reglamentos y los sabios … bueno, de esos ni se acuerdan. Y de los simples ciudadanos tampoco.

Por último, y si hacía falta algo gracioso, ahora todos los organismos nacionales, provinciales y municipales que utilizan el .gob.ar y el .gov.ar van a tener que pagar por el dominio … al mismo Estado al que pertenecen.

Que trabajo que es hacer caja chica, ¿no creen?

La hoguera de las contradicciones

24 de febrero de 2014


caracasefe1Venezuela.

Si, Venezuela hoy es, para mi, la hoguera de las contradicciones. Así como en la película basada en la novela de Tom Wolf, “La hoguera de las vanidades”, en paralelo a la suerte del país caribeño corren muchos interesados en su propia suerte.

Sin apelar a ningún extremo, y tratando de no cruzar a ningún dogma en el camino, podríamos tratar de ver y razonar algunas de esas tantas contradicciones.

Empecemos por la mas sencilla. ¿Venezuela es una democracia, una república representativa?

Si. En los papeles es una república democrática. Hay estados nacional, provincial y municipal, con sus correspondientes elecciones.

¿Pero es el gobierno de Venezuela democrático?

Desde mi punto de vista, no. No encuentro la manera de considerar democrático a un gobierno con una altísima duda en su legitimidad, con una inmensa y sólida falencia en la transparencia del comicio por el cual fue elegido, demostrada en la frase del propio presidente diciendo que a los 900 mil que no fueron a votarlo “ya los tenemos identificados, con cédula de identidad y todo”

¿Acaso alcanza con haber recibido la mayor cantidad de votos, aunque dejemos de lado la legitimidad de los mismos, para ser democrático?

Tampoco creo que sea así. Empezando con Hitler, quien en 1923 quiso dar un golpe de estado, falló, fue encarcelado y retomó su intento de hacerse con el poder por la vía del voto, lo cual consiguió en 1933, aunque con algunas ayuditas, como la de haber sido previamente nombrado canciller por el presidente, recibir apoyo de otros partidos nacionalistas y encarcelar opositores.

O también podemos citar el mas reciente caso, el de Viktor Yanukovich, elegido presidente de Ucrania por el 52% de los votos en 2009 y que tuvo que ser destituido por el parlamento tras una cuasi guerra civil que se cobró 77 vidas.

Pero, por el otro lado, muchos de los que resaltan la institucionalidad, basados en el argumento de los votos recibidos, son defensores fervientes de gobiernos como el de Cuba, que no llegó al poder por la vía electoral y que tampoco ha sido refrendado de esa manera. Al menos, en elecciones donde se pudieran presentar candidatos opositores, claro está.

O, también tenemos el caso de nuestro propio país, donde ser oposición y pedir la renuncia de un presidente surgido de elecciones libres, cuando la situación económica y social es caótica, es un ejercicio de la democracia, una suerte de “plebiscito popular”, pero donde ese mismo grupo, al pasar a ser oficialismo, pregona que cualquier movimiento en el mismo sentido es golpista y destituyente.

Recordando, además, que el 99% de los políticos son extremadamente hipócritas cuando se arrogan el poder por el voto pero ni de casualidad reglamentan la revocatoria de mandato, algo que consideran como pegarse un tiro en el pie.

¿Que puede ser usado, entonces, como argumento para declarar como válidas la institucionalidad y la democracia?

Para empezar, habría que detenerse en la definición de la propia palabra democracia, que es “el gobierno del pueblo”. Que, como ya sabemos, se produce por medio de la representación ya que sería, en la práctica, imposible que el 100% de la población ejerciera el gobierno.

Ahora, en vista de esta definición, deberíamos considerar democracia al gobierno que cumple con esa representación y se basa en los estándares mínimos de una república, lo que sería un orden legal, igual para todos, y con el respeto pleno a los derechos humanos establecidos en la Declaración Universal de la ONU.

Entonces, para legitimar la institucionalidad y la democracia, mas allá de los votos, que son periódicos, debería considerarse el comportamiento de tal gobierno. Y ahí es donde mas patina el progresismo justificador, ese que vive con la frase “bueno, si, pero …” en la punta de la lengua. Si, también el que dice “bueno, no, pero …” o el que intenta balancear las cagadas: “pero hay que reconocer que también se hicieron cosas buenas”.

Algo que hay que recordar siempre: no importa que no haya ni una sola evidencia mostrable, cuando se pone en riesgo un gobierno autotitulado revolucionario, popular o progresista, siempre es por una confabulación de fuerzas opositoras y corporativas.

No importa si ese gobierno tiene la suma del poder público, controla el Congreso y tiene a toda la justicia adicta, maneja a gusto y placer los tribunales electorales e interviene directamente en el recuento de los comicios, dispone totalmente de los recursos de la seguridad policial y hasta de las fuerzas armadas para reprimir, no contentos con esto además fomenta y mantiene grupos para-policiales armados, usa la prensa adicta y censura a la prensa independiente y opositora … siempre habrá una fuerza extraordinaria de una indeterminada e inidentificada cantidad de personas capaces de torcerles la voluntad y voltearlos.

Ah, y eso si, tampoco importa que los reclamos vayan desde el aumento de la inseguridad hasta límites inmanejables o que no consigas siquiera un rollo de papel higiénico para comprar. La culpa es siempre de otro.

Un ejemplo que cae como anillo al dedo: ¿Vieron la última devaluación en Argentina? Bueno, el gobierno no quería devaluar, pero a pesar de tener el control económico y político, se vieron obligados … por las corporaciones ;-) (aflojen, che, que es probable que nos vean como boludos, pero no que lo seamos.)

Hoy en Venezuela se habla de golpe de estado, pero es el gobierno el que manda a detener opositores, el que balea por la espalda a los ciudadanos y el que hace gala de poder en discursos amenazantes, pero que al darse cuenta que ni el terror de las persecuciones nocturnas hacen mella en los integrantes de las protestas, termina convoncando al diálogo mientras un coro de chupaculos consuetudinarios graznan consignas como “¿no era que este gobierno no dialogaba?”. El famoso síndrome del Chavo del 8, “al cabo que ni quería”.

Entonces, en vista de todo esto … ¿de que democracia e institucionalidad basada en el respaldo popular hablamos?
¿En esa que durante 2 años le permitió a mucha gente gastar a quienes no pensaban como ellos al grito de “que la sigan chupando los cipayos golpistas” y 2 años después no encuentran la forma de sacarse la tan chupada del culo?

¿O de una que no necesite apelar a la paranoia del golpismo, que no necesite expulsar periodistas, que no apele al palito de abollar ideologías (o cosas peores), que no intente culpar siempre a entes incorpóreos por las metidas de pata, que no requiera de sacar canales de las grillas o cortar los enlaces de internet?

La institucionalidad de un gobierno, en mi modesto entender, no está dado solo por la forma en que accede al manejo de las instituciones, sino que sobre la base del acceso lícito, también las siga usando de manera lícita.

La utilización ilícita del gobierno, de la justicia, del congreso, o de los entes de control o represión del Estado, implica que se ha violado la voluntad popular. La siguiente violación a la voluntad popular se produce cuando se la discrimina por lo que dice si no es del agrado del gobernante.

Venezuela ha dado pasto para que mucho burro crea que el voto es justificador de cualquier cosa.

Y lo peor de esto es que terminamos viendo, muy cerca nuestro, a personas que se jactan de ser progresistas y que, por sus dichos, no tendrían ningún prurito en mandarnos a encarcelar o en ordenar a sus fuerzas de seguridad que nos metan un tiro si un día tenemos que salir a manifestarnos para que se den cuenta que se desviaron de su pretendida democracia, de su progresismo, de sus banderas de derechos humanos que dicen levantar.

Y eso, les aseguro, provoca desazón. Al menos a mi, claro. Uds. están en libertad de sentir y expresar lo que gusten. Que eso, en definitiva, es lo único importante.