Los ISPs bajo la lupa

La Asociación de Internautas, entidad española que no hemos logrado emular, ha presentado un estudio sobre la velocidad real las conexiones a Internet de los 4 operadores mas importantes de ese pais.
Del estudio , basado en casi medio millón de mediciones, se desprende que ninguno de los ISPs brinda la velocidad máxima contratada, llegando en el mejor de los casos, llamativamente, Telefónica, al 82 %.

Hagamos entonces algunos análisis de la situación.
Telefónica, en España, se encuentra prestando servicios en un ambiente de regulación estricta, al punto tal que debe presentar y esperar aprobación por parte de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones cualquier nuevo servicio, modificación de los que ya funcionan y las tarifas de los mismos, cuando sus competidores no tienen que pasar tal filtro.
Además, se encuentra desagregado el bucle de abonado y se han superado las 500.000 lineas en esta modalidad.
Siguiendo con la linea en pos de evitar el “vale todo”, se ha aprobado la ORDEN ITC/912/2006, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España, que regula las condiciones relativas a la calidad de servicio en la prestación de los servicios de comunicaciones electrónicas.
En el texto, bastante extenso y pesado, por cierto, pero no menos interesante, se especifica claramente que:

en los contratos que celebren los operadores con los consumidores que sean personas físicas y otros usuarios finales, se deberá precisar en relación con la calidad de servicio, los niveles individuales que el operador se compromete a ofrecer y los supuestos en que su incumplimiento dé derecho a exigir una indemnización, así como su método de cálculo.

Como podemos apreciar, todo aquello que en nuestro país es reclamado por las telcos como interferencias en la “seguridad jurídica”, las “inversiones” y el “marco regulatorio”, son aceptadas y cumplidas sin chillar en sus países de orígen.

Por desgracia, no podemos dejar de repetir que falta decisión política en este gobierno.
Las telecomunicaciones son un recurso estratégico, tan importante como el agua, la energía, el transporte, la educación, la salud, etc.
Necesitan un marco regulatorio claro, específico, detallado, que obligue a las empresas proveedoras de los servicios a seguir una política de Estado en cuanto a la elección de las tecnologías, a respetar al cliente, a mantener los servicios con un mínimo de calidad y con un sistema de facturación por tarifación auditado y certificado.

Esto que estamos reclamando ni siquiera requiere de mucho esfuerzo ni demasiada innovación. Alcanzaría con copiar y pegar lo que las empresas están obligadas a cumplir en otros paises para empezar a mejorar.

En la última audiencia pública sobre la renuncia a los reclamos de las telcos por la pesificación, solo se presentó un canje simbólico que parece ocultar mas de lo que muestra.

Y lo que necesitamos es, justamente, que estas empresas estén obligadas a mostrar la realidad que todos conocemos, la de la ineficiencia, la desinversión, el atraso y la discriminación a la que someten a quienes les damos de comer.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.