«

»

Jun 21 2016

Nunca dijo, nunca dijo nada

silencio-hospital-chicaEl título del post refiere a una canción noventosa … oh, pero que justo, lo que son las casualidades … de ¡Los Ladrones Sueltos!

Y les juro que no recordaba el nombre del grupo, pero desde hace varios días me viene repiqueteando en la cabeza el llanto, la desazón, las puteadas, las broncas y muchas otras reacciones que están teniendo los que … bueno, los que no dijeron nada. Sobre lo que no les convenía o no les agradaba, por supuesto.

Porque hablar para putear cipayos gorilas oligarcas destituyentes tenían rosca como si se hubieran metido una pastillita violeta y se hubieran abrazado a un bidón de agua de 5 litros.

Pero quise acordarme de algunas cosas en las que callaron. En las que miserablemente callaron y de las que muy probablemente ni siquiera se acuerden. Fueron batallas, algunas ganadas, otras perdidas, pero que quedaron atrás. Y es bueno mirar al pasado, para saber algo del por que de este presente.

Empecemos, por ejemplo, con algo de lo mas lejano.

El 17 de diciembre de 2003, Nestor Kirchner tuvo a su disposición la ley 25.873, que modificaba la Ley Nacional de Telecomunicaciones y agregaba cosas como esta:

“Todo prestador de servicios de telecomunicaciones deberá disponer de los recursos humanos y tecnológicos necesarios para la captación y derivación de las comunicaciones que transmiten, para su observación remota a requerimiento del Poder Judicial o el Ministerio Público de conformidad con la legislación vigente.

Los prestadores de servicios de telecomunicaciones deberán soportar los costos derivados de dicha obligación y dar inmediato cumplimiento a la misma a toda hora y todos los días del año.

Dicho en criollo: La ley habilitaba al Estado argentino a imponerle a todos los ISPs del país la obligación de interceptar nuestras comunicaciones sin justificación alguna, almacenarlas, pagar los costos de equipamiento y la operación, a estar disponibles 24×7 para entregarle esa información a quien se la solicitare y a guardar todo ese volumen de datos por 10 años.

La medida tenía dos situaciones críticas. Una, todos los habitantes de la Nación estarían bajo vigilancia digital. Dos, solo 2 de los cientos de proveedores de Internet de nuestro país estaban en condiciones de implementar lo que la ley mandaba: Telefónica de Argentina y Telecom. El resto, imposibilitados de asumir el costo del equipamiento, veían el camino directo a la quiebra.

La demanda contra este absurdo fascista y monopólico tuvo sentencia favorable en 1a. instancia y en Cámara de Apelaciones Federal. El gobierno nacional y popular llevó el caso a la Corte Suprema y le terminó saliendo el tiro por la culata. El ahora conocido como fallo Halabi, no solo declaró inconstitucional esta reforma, sino que avaló la primera acción colectiva por la que no era necesario que cada perjudicado tuviera que iniciar una causa individual.

Y el militante nac&pop nunca dijo, nunca dijo nada.

 

Los Kirchner llegaron al poder nacional, en 2003, con un patrimonio declarado de 7 millones pesos. Para fines del año 2008 declaraban un blanco de 63 millones.
También se conoció que la mayoría de los inmuebles con que contaban habían sido “adquiridos” durante el Proceso de Reorganización Nacional, al amparo de los desbarajustes que produjo en los tomadores de préstamos por la Circular 1.050.
En 2009, uno de los jueces mas emblemáticos del decadente Poder Judicial K los sobreseyó por el delito de enriquecimiento ilícito, a pesar de que los números indicaban otra realidad.

Y el militante nac&pop nunca dijo, nunca dijo nada.

 

Por el 2009 se produjo lo que se conoció como el “impuestazo tecnológico”. Esto fue una quita de beneficios de IVA a los productos electrónicos (del 10.5% pasaron a pagar como el resto, 21%) y una reducción de los impuestos internos a los productos fabricados en Tierra del Fuego.
Cuando los que estamos en el rubro tecnológico nos quejamos, ahí si dijeron. En realidad, NOS dijeron de todo. Por ejemplo:

“¿por qué el iphone o una camarita deberían pagar el 10% si el pan, la leche o la polenta, paga 21%?”
Respondimos que no era una mala idea aumentar el IVA a los productos suntuarios y BAJAR EL IVA al pan, la lecha y la polenta.

“hay problemas más graves en el país y no los vi haciendo campaña o quejándose en el congreso por eso”
Y respondimos que si nos quejábamos, por ejemplo, de disponer de 600 millones de pesos para el Futbol para Todos y no para problemas mas graves.

“A la larga, salvo para el idiota que lo único que le importa es la marca, los productos manufacturados acá van a ser más baratos de lo que ahora son los importados. Ganamos todos.”
Y les dijimos que eso no iba a pasar. Que los sistemas proteccionistas terminan generando productos de baja calidad y alto precio y que los productos de calidad, necesarios en servicios críticos como la salud, iban a terminar siendo impagables. Que fue lo que realmente sucedió, terminamos haciendo compras a China por correo, lo que terminó generando un gran quilombo en el Correo y burrocracia en la AFIP (que también veía que no podía meter los garfios como hacía con los contenedores).

Y de esto, el militante nac&pop nunca dijo, nunca dijo nada.

 

Dijeron mucho, pero mucho, muuuucho, muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho sobre la ley de medios. Dieron vueltas por todo el país llevando la ley de medios al hombro, tan solo para tratar de hacer desaparecer a los dos medios mas críticos de la administración Kirchner, Clarín y La Nación.

A esta ley le metieron montones de cosas que no tenían ninguna intención de aplicar. Las frecuencias de radio y t.v. para los pueblos originarios, el 33% del espectro para licencias de asociaciones sin fines de lucro, las frecuencias para los municipios y universidades … en fin, fue mucho mas importante poner los cartelitos de inicio y fin de espacio publicitario o que la TV Pública ocupara el lugar de TN en la grilla del cable.

Las adecuaciones fueron una risa, sobre todo, la que vimos en Mar del Plata, donde al monopolio mediático local se le permitió seguir exactamente igual, solo que por medio de prestanombres para las distintas licencias.

No solo eso, el Frente para la Victoria local llevó como candidato por otro período al intendente que se mostraba como el mejor hijo del monopolista, y que tenía un secretario que era de la banda de Sabbatella.

Pero el militante nac&pop nunca dijo, nunca dijo nada.

 

Que Lazaro Baez era un tipo que no podría haber mantenido funcionando un parripollo si no fuera por los Kirchner no era ninguna novedad.
Supimos siempre que De Vido, Jaime y Schiavi robaban para la corona. Algunos nos anoticiamos que José Lopez (no, Lopez Rega era el de Perón, este era el de Nestor) andaba con 10 palos verdes en el auto para revolearlos por arriba del paredón de un convento.
Vimos a Fariña explicarnos como pesaban la guita y como la llevaban en bolsos y valijas.
Pero tuvimos que ver como contaban guita durante horas con maquinitas cuenta-billetas y la arrastraban por los pasillos para que los habitués del “presentante en la justicia” dejaran de hablar al pedo.

Y el militante nac&pop nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando las empresas periodísticas “afines” se empezaron a llevar toda la pauta, millones y millones de pesos para un grupito que hasta armó diarios de distribución gratuita, que sabían perfectamente que no eran sustentables y que ante la primera crisis iban a desaparecer? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando a la jefa se le ocurrió bailar la joda mientras las policías provinciales estaban acuarteladas y de paro, reprimiendo en Tucumán y con 18 ciudadanos muertos? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando bancaron a todos los jueces de la servilleta menemista, al protector de violadores con luz apagada y empresario de burdeles, y encima le pusieron “justicia legítima” a una agrupación creada para hacerla ilegítima y encubridora? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando se descarriló un tren en Once por no tener frenos, a pesar de los cientos de millones en subsidios que recibían los concesionarios, para terminar acusando al conductor, un simple laburante? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuanto apareció Nisman cabeceando una bala salida de una pistola agarrada por la mano contraria de donde tenía el tiro y ni siquiera le encontraron pólvora en ella? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando convirtieron al INDEC en una usina de información numérica descalabrada y mentirosa? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando se choreaban el PAMI pagando millones por medicamentos y prestaciones realizadas a personas muertas? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando se fue demostrando que el Triple Crimen de Gral. Rodriguez era el final de una historia de narcos, morsas y aportes para la campaña de Cristina? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando Bonafini les echó flit a los trabajadores que le fueron a pedir explicaciones por la estafa de Sueños Compartidos y Schoklender? nunca dijo, nunca dijo nada.

 

¿Y cuando se vio como se llevaban las bolsas de billetes para las casas no hechas de la Tupac? nunca dijo, nunca dijo nada. No, en este caso si, dijo que a Milagro Sala la metieron presa por ser mujer, negra y popular. Peor que no haber dicho nada.

 

Muy bien lo ha dicho Alejandro Borensztein en su nota del 19/06/2016 en Clarín, titulada “Cristina Fernández de López” …

Lo que supo ser una década de espeto corrido y canilla libre del choreo, terminó con uno de sus jerarcas esposado, golpeándose la cabeza contra una pared de Comodoro Py, al grito de ¡¡¡quiero merca!!! Hay que reconocer que, a la hora de apagarse, el menemismo fue mucho más digno.

No si si serán capaces de entender la indirecta de que cada vez que abren la boca para demostrar como les duele la inflación que ocultaban, la rebaja de subsidios que se choreaban, la eliminación de la ley de medios que se pasaban por el culo si el medio era amigo o la puesta entre rejas de algún ex bancado lo único que muestran es como van perdiendo jirones de una dignidad que nunca fue y que nunca será.

 

Si te considerás K o nac&pop y tuviste la paciencia de llegar hasta acá, date cuenta que mucho de aquello por lo que hoy llorás es culpa de haber callado, mirado para otro lado, haber engullido el sapo sin chistar o por haber pensado que el “modelo”, el “proyecto” que te estaban regalando, era mas importante que la ética, la razón, la honestidad, hasta mas importante que la República.

Por todo esto es que considero que fueron los cómplices del gobierno mas corrupto de la historia del país, y si no les tenemos ni siquiera un poquito de lástima es porque nunca dijeron, nunca dijeron nada. Salvo cuando necesitaron putearnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>