La clonación está cerca

Estos dias leemos que científicos Sur-Coreanos y Británicos han realizado clonaciones de embriones humanos con fines terapeuticos.
La intención es avanzar en la producción de células madre, partiendo de una estructura genética particular de un individuo, y, en un futuro, poder ofrecer terapias genéticas personalizadas a una persona con la seguridad de contar con un elemento totalmente compatible con su organismo.

En casos como el que me toca vivir habitualmente (me dedico al mantenimiento de riñones artificiales), la esperanza de conseguir un transplante de riñón es casi una carrera contra la muerte para algunos pacientes.
También vemos por TV muchas veces una madre o padre desesperados a la espera de ese hígado, corazón o pulmón que salve la vida de un ser querido.
Si estas investigaciones resultan exitosas y se pueden generar medios de crecimiento adecuado para estas células madre, ya no habría problemas de espera, compatibilidad ni rechazos.
Una simple célula del paciente podría aportar la base para la preparación de un clon de la persona, la identificación y aislamiento de las células madre de tejido, sistema u órgano problemático. Debido a la (fundada) sospecha de que aquellas células madre contendrían la información genética alterada de la misma manera que el orígen, la ingeniería genética tendrá que aportar su trabajo de identificación y remediación del gen/es anormal/es.

Aunque el “Burro de América” siga con su discurso de la defensa de la vida mientras firmó sentencias de muerte durante casi toda la suya, la ciencia siempre avanzará en sus investigaciones.
No estamos en la época de Galileo y ya asumimos que no somos el centro del universo.
Sabemos perfectamente que los ejércitos de clones solo pueden imaginarse como una buena obra de ciencia ficción y no son mas que una remota posibilidad que tampoco sería eficaz, ya que la conducta y el comportamiento son ámbito-dependientes y no inherentes al código genético.

Personalmente, considero que no va a pasar mucho tiempo hasta que recibamos la noticia de tener entre nosotros a un clon humano. Y tampoco me sorprendería que ya lo hayan hecho.
Sería, si, muy arriesgado por parte de los científicos. Ya que, al menos hasta ahora, con las experiencias realizadas en mamíferos desde la oveja Dolly hasta hoy, no se han podido resolver inconvenientes como ciertas malformaciones y envejecimientos prematuros.
Recordemos que el método natural humano, el encuentro entre un óvulo y un espermatozoide, es uno de los mas ineficientes de la naturaleza y al día de hoy, solo las mentes mas arcaicas se escandalizan con la fecundación in vitro, luego de solo 27 años del primer nacimiento.
¿Que pensaremos de la clonación dentro de 25 años?

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.