¿donde está el asesor?

En varias ocasiones mis conocidos me critican por pretender que algunas cosas sean como deben ser y no como son.
Eso me lleva a autocategorizarme como un utópico.
Sin embargo, hay casos en los que mis arranques utópicos son mas fuertes que la realidad establecida.
Eso me ocurrió al leer el Proyecto de Ley de Regulación de las Comunicaciones Publicitarias por Correo Electrónico presentado el 15 de setiembre del 2004 por los Diputados Osvaldo M. Nemirovsci, Stella Maris Cordoba y Alfredo Fernández, todos ellos justicialistas.

En dicho proyecto sobresale, para quienes tenemos un mínimo conocimiento del tema, el siguiente párrafo:
e) Lista Negativa (Opt out): Lista que permita verificar la negativa del titular de una dirección de correo electrónico para recibir correo electrónico publicitario

Opsss. Esto merece una explicación. Veamos mas adelante.

Créase el Registro Nacional de Lista Negativa, que será administrado por la Cámara que, a criterio de la Reglamentación, resulte la mas representativa de Proveedores de Servicios de Internet,…..
b) La inscripción de una dirección de correo electrónico en el Registro Nacional de Lista Negativa se realiza por única vez, no requiere renovación y es revocable por el mismo método utilizado para la inscripción.
d) Previamente al envío de un Mensaje de Correo Electrónico Publicitario No Solicitado, el emisor deberá consultar si la dirección de correo electrónico a la que pretende enviar el mensaje se encuentra inscripta en el registro Nacional de Lista Negativa. En caso de que dicha dirección esté incluida en el registro Nacional de Lista Negativa, deberá abstenerse de realizar el envío.

¿Pueden ser tan pelotudos estar tan mal asesorados como para proponer armar una base de datos con millones de cuentas de e-mail activas a la cual los spammers tendrán acceso para consultarla?

Bien, para no sobrecargarlos de boludeces artículos e incisos, les recomiendo que lean, si lo soportan, el texto completo. Tenganló en cuenta también si se sienten algo deprimidos y necesitan un buen chiste para alegrar el ánimo.

Ahora, como se merece, un par de soluciones a este asunto.
En principio, el spam es una peste que no se puede erradicar solamente con papeles escritos y amenazas de multa.
La única solución posible es eliminar la generación del spam, restringiendo el acceso de los spammers a los servicios de comunicaciones.
Si tanto les gusta implementar listados y bases de datos, la mejor que se podría crear es la de personas que son spammers reconocidos.
Algún organismo, como la CNC si funcionara como debería funcionar o una cámara de ISPs, podría ser receptor y clasificador de las denuncias de spam, derivarlas al ISP correspondiente y seguir el trámite hasta la identificación del usuario y decidir su inclusión en el listado de spammers, incluyendo tantos datos, aparte de los personales, como sea posible.
Tanto los ISPs como las Telcos estaría obligadas a informar sobre nuevas lineas telefónicas contratadas por estas personas o en los mismos domicilios y sus solicitudes de acceso a conexiones adsl.
Los proveedores dial-up y gratuitos deberán bloquear el acceso a estas lineas ante la aparición en el listado.
Recién entonces podremos empezar a considerar las correspondientes multas, tanto al spammer como al ISP que le entregue conectividad a sabiendas del uso que se le iba a dar.

Realmente, no tengo conocimiento de que alguna de estas medidas se esté implementando en algún otro pais. Y si no lo están usando, no sería ningun impedimento para probar un sistema que, de ser utilizado como corresponde, permitiría reducir drásticamente la generación de spam, que tiene a nuestro país entre los principales emisores del mundo.

Ah, la pregunta del título: ¿donde está el asesor?. Pues calculo que el de estos diputados, lo podremos ver pasando por caja el 29 de este mes.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. 1) Si, pueden ser tan pelotudos (tienen años de experiencia).
    2) Mi solución: CNC + ISP + Blacklist + filter by ip. Bien organizado por supuesto… cosa que aca… mmmm.
    3) Ahora si estamos claros con la tipo del authimage 😉

    Un abrazo, Ignacio.

    • Javier en 21 de mayo de 2005 a las 13:45
      Autor

    Ignacio:
    1) No te voy a discutir….;-)
    2) Ahi si tenemos algunos problemas.
    CNC: No existe. No controla ni regula nada. Está al servicio de las Telcos y si bien, de vez en cuando, tiene algunos reflejos, siempre son producto de alguna resolución judicial que los obliga a moverse.
    ISP: Tendrían que ser los actores principales en este caso. Algunos hacen algo, bien o mal, pero hacen. Otros, como Telefónica, creen que con unas PUA (ver aca) alcanza.
    Los blacklist, RDBs y filtro por IP tienen sus bemoles. Tarde o temprano pagan justos por pecadores.
    Ahora hay algunas herramientas que podrían ser de gran ayuda.
    Por un lado, el sistema de Challenge/Response, donde, al igual que el authimage, intenta determinar si el remitente de un mail existe y si es de carne y hueso.
    Yo he hecho pruebas y aun le falta algunos ajustes, como por ejemplo, la falta de standarización en las respuestas de los mailer-daemons, pero es un buen proyecto.
    El otro es el SPF (http://spf.pobox.com/), un registro de texto que se agrega entre los datos del dns de cada dominio y que informa quienes están autorizados a enviar mails de ese dominio.
    No es LA solución al problema del spam, pero al menos restringe de una manera bastante importante la utilización de dominios que no pertenecen al spammer. En otras palabras, nadie podría mandar un mail con el remitente @salinas.com.ar si no lo hace desde el server de mail autorizado en el dns correspondiente.
    Bue, ya me pasé de rosca de nuevo y escribí casi otro artículo. 😉
    Abrazos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.