¿quien le saca el parche al pirata?

La BSA ha publicado su estudio global sobre la piratería de software en el mundo.
Como no podía esperarse otra cosa, se ve una clara relación entre el nivel de desarrollo y poder adquisitivo de los habitantes de un país y el porcentaje de software pirateado (tabla 1).
Sin embargo, el informe mismo cita: “que la piratería suba o baje es consecuencia de una compleja ecuación que incluye por un lado la educación y el cumplimiento de las leyes y, por otro, el ingreso de nuevos usuarios al mercado, la simplificación del acceso a software pirateado y/o nuevos factores externos, como el cambio en las condiciones políticas”.
Eso me recuerda una gran frase pronunciada que cambió una campaña electoral en USA: “es la economía, estúpido”

Resulta mas significativo que extraño el hecho de que no se nombre a la economía dentro de esta polinómica ecuación a la que se refiere la BSA.
Dicen los que saben de comercialización que el precio de un producto, para ser llevado al consumo masivo, es aquel que el consumidor está dispuesto (puede) pagar por el mismo.
¿Se puede considerar de la misma manera el poder de compra de un estadounidense al de un argentino? Puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que no.
Supongo que una licencia de Windows XP a U$S 200 en USA no es una gran carga para la economía doméstica de una familia norteamericana de nivel medio, pero ese mismo costo, traspolado a la situación económica de una familia argentina, resulta en una decisión, donde “el respeto a las leyes y la educación” quedan en una posición poco relevante en la ecuación planteada por la BSA.
No quiero con esto justificar el uso ilegal de software, sino plantear una situación que, al menos para mi, no termina de entenderse completamente.
Si consideramos un 75 % de software pirata en nuestro país, con una pérdida de ingresos estimada de 108 millones de dólares para las empresas productoras, ¿no hay un solo gerente al que se le cruce por la cabeza bajar el precio final del producto a niveles tolerables para un bolsillo promedio y ver que pasa?
Ya que en la ante-última página del informe dan la fórmula de cálculo del valor del software pirateado, hice algunos cálculos partiendo de:
P = índice de piratería
X = valor de soft pirateado
Y = valor de mercado legítimo
siendo que según la BSA X= Y. P / (1-P)
el valor de mercado para X= 108 millones es de 36 millones.
Ahora, si consideramos una baja de precio del 50 % y que solo 1 de cada 3 piratas aprovecha la oferta llegaríamos a que:
X=36 . 0,5 / (1-0,5) = 36 millones perdidos en software ilegal.

Entonces, si no intentan que la gente pueda acceder a sus productos a un precio mas accesible, es obvio que a las empresas a las que la BSA les cuida las espaldas lo que realmente les interesa es el numerito de millones que representa el mercado ilegal sea lo mas alto posible, porque “Sin fuertes leyes sobre la propiedad intelectual en línea y sin que se cumplan esas leyes, la piratería en Internet, por medio de sitios tipo warez, spam, sitios de subastas y sistemas P2P, continuará creciendo a medida que aumente el uso de la Web.”

En mi opinión, con estas expectativas y con el avance, lento pero sostenido del software libre, en pocos años el mercado del software va a ver una revolución. Y el futuro lo veo mas o menos como Pablo Tossi en este comentario.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. El visionario de pablotossi… 😉

    Lo cierto es que, asi como la corrupción y la droga, hay ciertos elementos institucionalizados que no se eliminan del medio porque no le conviene a nadie.

    Un abrazo, Ignacio.

    • pablotossi el 26 de mayo de 2005 a las 15:07

    bissniss ar bissniss…. no hay otra!!!! en cualquier mercado/pais/segmento/producto!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.