El peronismo II

En ocasión de “conmemorarse” el trágico golpe militar del 24 de marzo de 1976 comentaba sobre el feriado decretado para ese día y lo consideraba como un “brete ideológico de considerar mas importante el recuerdo de la caida que el resultado victorioso de la lucha”.
Dicha frase fue considerada por Mariano como algo intrínsecamente argentino.
Y ahora, con el sol del 25 asomando, volvemos a enfrentarnos a una nueva dicotomía.

El festejo de la revolución de mayo ha sido utilizado, nuevamente, con fines mas especulativos que los que originalmente se presentaron hace 196 años.
No soy historiador, por lo que no voy a hacer el discurso de los motivos por los que en 1810 los criollos sacaron a patadas en el culo al virrey y lo reemplazaron por la Primera Junta.
Pero si puedo comentar el patetismo que muestran muchos de nuestros políticos, haciendo cola para estar lo mas cerca posible del palco, cuando no de los codazos que debe haber para salir en las fotos de los diarios del 26 lo mas cerca posible de Mr. K.
En algunos casos, por una cuestión de supervivencia del político y la zona en la que fue elegido. A nadie escapa que se va a tomar lista y que los ausentes sin aviso van a ser el blanco de las futuras discriminaciones, sobre todo, presupuestarias y de obra pública.

En otros casos, que creo son la mayoría, se perfila el nuevo chupakaismo. Asi como la gran revista HUM(R) definió y puso en evidencia a los “chupa-menem”, hoy vemos surgir un gran movimiento Chupa-K.

Que nos van a repetir hasta el cansancio que Mr. K no quiere presentarse a la reelección pero que “la gente” lo está pidiendo y por eso ellos trabajan en ese sentido.
Que nos están convocando a “un debate amplio y plural” para la reforma de la Ley Federal de Educación pero que maneja en las sobras la Ley de Telecomunicaciones, justamente, cuando el mundo desarrollado apuesta todas sus fichas a brindar comunicación y movilidad a sus habitantes.
¿Alguno quiere pensar que como la educación no está en manos de grandes corporaciones multinacionales nadie se incomoda por lo que opine el pueblo? Pues piensenló nomás.

Repasemos. Mr. K inició su gobierno con una gran parafernalia de actos y reivindicaciones de los derechos humanos, pero tardó 3 años y un culo en entender que vivir respirando un aire limpio también es un derecho humano.
Al igual que Menem, después de terminado el período de enamoramiento, la economía se le empezó a recalentar. Como no podía apelar al tipo de cambio fijo (pues era darle la razón a su gran enemigo), hizo “la gran Alfonsín”.
Le puso topes a los precios de los productores y le aumentó las tarifas a los prestadores de servicios.
Se alzó como el San Jorge contra el dragón de la corrupción y ahora es elogiado, sin rechazo de términos de su parte, por los impresentables Barrionuevo, Saadi, Ruckauf y muchos otros.

Mañana, lamentablemente, quienes pensamos que las revoluciones son posibles, habremos perdido por unos años la posibilidad de recordar a quienes se la jugaron hace casi 200. Volveremos a ver, como hace 61 años, un nuevo “aluvión zoologico”. A diferencia de aquel, este va a serlo con todas las de la ley, transporte y comida incluidos y ausencia total de compromiso.

El pronóstico indica aumento de la temperatura frente al palco por la mañana, con nubes dispersas peleando por un lugar de privilegio, chupa-kas aislados y 90 % de probabilidad de saludo de balcón por la tarde.

¿Moreno y Castelli?, si, los dejamos para otro día. Ahora nomás el 7 de junio le festejamos el día del periodista, che, que mas quieren. 🙁

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.