ligadura de sesos …

digo, te trompas.
Perdón por el lapsus, pero es que después de ver tantas veces una noticia mal desarrollada, me quedo un poco colgado.
A ver, me explico un poco mejor.
En Misiones Online dice : “La Corte Suprema revocó dos fallos anteriores y autorizó a una madre salteña a someterse a la intervención tras dar a luz a su cuarto hijo”.
En La Razón dice: “La Corte Suprema de Justicia de la Nación autorizó ayer por primera vez a una mujer de escasos recursos a someterse a una ligadura de trompas en un hospital público de Salta.”
En Salta al Día dice: “La Corte Suprema ordenó a los tribunales de la provincia que dispongan la operación de la mujer salteña, quien acaba de dar a luz a su cuarto hijo”

Sin embargo, una pasadita por Diario Judicial nos canta la posta, posta:

Por ello, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, quien no se expidió sobre el fondo de la cuestión ?si corresponde o no la ligadura de trompas en un hospital público, es decir la disposición de la propia capacidad de fecundar y la problemática de la automutilación-, declaró admisible el recurso de queja, y ordenó que se le de curso procesal por la vía del amparo.

Lo que me llama la atención también es que la Sra. Juez Carmen Argibay, tildada de abortista por quienes no querían su ingreso en la Corte Suprema, votó en disidencia basada en que “el recurso de queja no se adecuó a las exigencias del artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación”.
Mientras sus colegas privilegian el tratamiento del caso para “evitar perjuicios de imposible reparación ulterior”, ella adopta la postura de la ley a ratabla, sin medir consecuencias.

Pareciera ser obra del destino, pero justamente hace 2 días Gustavo Arballo, un abogado a quien leo por sus amenos escritos, publicó en su blog Qué es el consecuencialismo. Recomiendo su lectura.

Por suerte, en estos días tendría que transformarse en ley el proyecto que garantiza el acceso a la ligadura de trompas o la vasectomía a todos los argentinos mayores de edad, sin intervención judicial, mal que les pese a ciertos radicales, Patti y Macri (dejar de tener hijos parece que no es PRO)

Quien quiera escuchar otra campana, puede visitar Opinorama y leer lo que opina alguien que cree que esto es una campaña de los organismos internacionales para reducir la cantidad de pobres.
Debo aclarar, necesariamente, que no comulgo con la postura sostenida por ese sitio.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.