de Ezeiza a San Vicente

Han pasado 33 años y como dice el dicho, se pierde el pelo pero no las mañas.
Hoy es día de definiciones. Todos los que se consideran peronistas acusan a los otros, que también se consideran peronistas, de no serlo.
Porque como bien hemos leido, los peronistas dicen:

El peronismo no es de izquierda ni de derecha, es peronismo

Y entonces, ante la definición recursiva, la serpiente termina mordiendose la cola.

Ya solo quienes asumen el peronismo como dogma son capaces de refutar su origen militarista nazi-fascista.
Y es, precisamente, ese orígen el que desencadena, una y otra vez, estas luchas intestinas que tienen por único objetivo mostrar quien la tiene mas larga.
Esos mismos que meten a San Martín entre medio de Rosas y Perón sin preocuparse, siquiera, en pensar como se debe retorcer nuestro Libertador en su tumba, los que consideran al que piensa distinto como gorila, imberbe, idiota útil o cualquier descalificativo que a uno se le ocurra.
No viví el 45, pero tengo las referencias de buena mano que mi padre me supo proveer. Apenas viví en carne propia y con poco entendimiento el 73, pero los recuerdos me permiten hoy analizarlo.
Viví, eso si, el 83 y la esperanza de que nuestro pueblo hubiera entendido que eso que asomaba desde el peronismo ya era la verdad del lobo sin la piel de cordero.
Vivimos, algunos padecimos, el 89 y sus 10 años posteriores, escuchando en principio los “si gana Menem me voy del pais”, seguidos de “si no decía esas cosas no ganaba las elecciones” y finalmente, los mismos que sacaron los dólares de sus ganancias del país, defenestrar al turco por “haber destruido el sistema productivo” cuando ya el poder había tomado otro destino.

Ayer, volvimos a ver como la historia vuelve a repetirse.
Ayer, ni siquiera peleaban por un espacio de poder. Se mataban por la primera fila.
Ayer, el sindicalismo que Perón se llevó a su lado con limosnas terminó de demostrar que tan lejos están del pueblo trabajador al que dicen defender.
Ayer, vimos en forma mas que patente, que hoy un sindicalista tiene chofer – asesino a sueldo. Algo que todos tienen, pero que se avergüenzan (¿les quedará vergüenza realmente?) de mostrar.

Personalmente, y aunque no me sorprende, si me da asco ver estas situaciones, dado que he tenido la oportunidad de conocer verdaderos sindicalistas, mutualistas y cooperativistas en mi vida.
Conocí a los que fueron concejales y que iban a las sesiones cuando terminaban de colocar azulejos, con las manos aún quemadas por la cal. (a la memoria de Don Rufino Gonzalez)
He visto a mi padre renunciar a su cargo de Presidente de la Obra Asistencial Mutual para Agentes Municipales (OAM) y devolver la medalla de oro que le habían otorgado por haber sido fundador, cuando la Comisión Directiva aprobó que los dirigentes de dicho organismo cobraran sueldo por su función (a la memoria de Don Antonio Salinas).
Conocí a quien implementó el ingreso a la función pública municipal de Mar del Plata por concurso de antecedentes y aptitudes, defendiendo dicho sistema hasta el punto de que no pudiera ingresar como maestra municipal la hija de su secretario de educación. (Don Jorge R. Lombardo)

Entendamosló bien de una vez por todas. Esto es el sindicalismo que Perón nos dejó.
Ese que peleaba por los derechos del trabajador murió cuando creyó ver en la dádiva de un admirador hitleriano la conclusión de la lucha, sin advertir que se convertían en el furgón de cola de un manipulador profesional.
Este de hoy en día es el que se hizo empresario y ni en pedo se les podría cruzar por la cabeza destinar las ganancias a sus propios representados.

Para quienes aun no han querido tomar conciencia, ESTO DE AYER ES EL PERONISMO.
Y al que le parezca que generalizo, le contesto con las mismas palabras de Antonio Cafiero (“un buen chico, pero se queda con algunos vueltos”, decía Perón) a los periodistas:
NO ME GORILEEN

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

12 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. ahhh en que lindo quilombo te has metido….

    • Javier el 18 de octubre de 2006 a las 17:06
      Autor

    como si fuera la primera vez …………… :mrgreen:

    • Javier el 18 de octubre de 2006 a las 19:30

    Totalmente de acuerdo. Mejor dicho imposible, ESO es el peronismo, el de ayer, el de hoy y EL DE SIEMPRE.

    • josepzin el 19 de octubre de 2006 a las 20:20

    Y no veas lo lindo que se veía desde el exterior… :O :O
    Yo veía esas imágenes y no me entraba en la cabeza que eso es Argentina… 😥

    • Javier el 19 de octubre de 2006 a las 21:13
      Autor

    Josepzin:
    Lo peor de todo es que a nosotros, visto desde acá, no nos llama absolutamente para nada la atención.
    Es mas, sabemos perfectamente que cualquier manifestación de estas no termina en tragedia porque muchos creen que dios es argentino.

    • Josepzin el 20 de octubre de 2006 a las 11:26

    El gordo ese tirando con la pistola… increible… :O

    • Claudia Rodriguez el 27 de octubre de 2006 a las 12:44

    Este artículo me hace acordar a la pseudosociologia europeizante de Gino Germani, que nunca entendió al fenómeno nacional y popular argentino más importante del siglo XX por no encajar en sus categorías preconcebidas europeas. Nuestro sociólogo fue Arturo Jauretche.

    • Javier el 27 de octubre de 2006 a las 13:14
      Autor

    Claudia:
    Ajáh, muy interesante.
    ¿Alguna coincidencia con la pseudoopinología de Marx que nunca entendió porqué lo llamaban Groucho?
    ¿Vos tenés alguna idea PROPIA al respecto? Sería muy interesante leerla.
    😈

    • Carlos el 30 de octubre de 2006 a las 22:59

    “El peronismo es el hecho maldito del país burgués”… Vermouth con papas fritas … y good show!

    • javier el 16 de noviembre de 2006 a las 0:05

    Que país de mierda, los patoteros peronistas demostraron lo que es el peronismo que gobierna. Lo único: Me hubiera encantado que todos hubieran ido armados y que se maten por lo menos 200, que caguen a palos el cajón del viejo y que se caiga, se abra y se vea en la tele saliendo todo embalsamado, con las manos de plástico rodando… Eso hubiera estado bueno. En definitiva: estos negros de mierda estuvieron bien, lo único que se quedaron cortos

    • claudia rodriguez el 7 de febrero de 2007 a las 6:47

    trollJavier fue un torturador del Proceso, que mato un monton de gente y ahora extraña esa época…

    • Juan Liber el 7 de febrero de 2007 a las 14:43

    Para Claudia: Vos que sos una terrorista de esa epoca?? para tener la pelicula completa pregunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.