costumbre, miedo o facilismo?

Hoy se suma Nicoman al tema de la resistencia al cambio, sobre todo en los sistemas informáticos.
Su teoría apunta a la educación, algo que también trató en otro post y que está linkeado en este.
Y tras leer sus lineas, vuelve a mi mente el tema en forma de espiral sin fin.
Y me hace recordar algunas excusas, pero sobre todo, la mas frecuente y patética: “no quería romper nada”.

Esto, habitualmente sale de la boca de un tipo que cambia la resolución del monitor a 1280 px, 32 colores, instala un tema de escritorio 3D con pescaditos que pareciera se podrían hacer a las brasas si los sacáramos del monitor como protector de pantalla, que da aceptar a cualquier ventanita que le aparece, pero que te llama porque le sale un cartel “que dice no se que sobre una dll”.
Entonces es cuando me planteo: ¿es la falta de costumbre a la aparición del cartelito, el miedo a meter (mas) la pata cuando ya se dieron cuenta que la metieron o el facilismo de creer sabérselas todas pero no querer ni siquiera leer el fucking cartel cuando te llaman?
Y luego de pensarlo bastante, me convenzo (aunque no quiero) de que en realidad el problema es que sus calcificados cerebros ya han pasado a la etapa del facilismo.
El masismo, como lo he definido en algún otro post, viene del “Masiii, total, para lo que me pagan….” y es la etapa en la cual ya se ha perdido completamente ese espíritu, entre revolucionario y desafiante, que habíamos tenido hasta ese momento.
Es la evolución anti-natural al estado de postración mental, cuando ya deja de importarnos el porqué que hasta ese momento nos había endulzado la existencia. Hemos decidido dejar de saborear esos efímeros momentos del triunfo de la razón por sobre todas las cosas.
¿Quien, alguna vez, no ha gozado resolviendo ese problema que tanto nos hizo doler la cabeza?
¿Como olvidar, en mi caso particular, haber detectado que el problema que dejó a todo el sur del pais sin messenger era un problema de MTU de los routers de $peedy?
Nadie nos va a dar el Nobel por algo como esto, pero no hay nadie que te saque esa sensación orgásmica que produce el haber entendido. Eureka!, dijo uno hace mas de 2000 años por algo parecido y salió corriendo en bolas por las calles de Syracusa.

Si, ya se. Alguno dirá que la mayoría nace sin ese fuego interior y se dedican a vivir sus vidas (“my stupid little life…”, según el de American Beauty) sin otro sentido mas que el de pasar por ella sin sobresaltos.
Pero no puedo aceptar que dentro de cada una de esas cabezas que nacen con la misma potencialidad no se pueda desarrollar libremente. Y aqui es donde concuerdo totalmente con Nico.
Es la educación, sobre todo, la que se empieza a recibir en la cuna.
Pero que, lamentablemente, es un circulo vicioso, ya que si el que está fuera de la cuna no tiene lo que debe tener, ese chico ya ha sido condenado a ser uno más del 99% responsable de los errores informáticos (eso que está entre el teclado y la silla).

¿Habrá forma de revertir esto? ¿podrá alguna generación de maestros bien pagos e instruidos, con sus mentes abiertas y esperanza en el futuro y no en el sueldo del proximo mes, cortar esta espiral hacia el fondo del tacho de nuestra inteligencia?

Por lo pronto, algo trataremos de hacer. En proximo mes, en el Concejo Deliberante de Mar del Plata se hará una jornada de trabajo sobre educación, informática y software libre.
Aun no tengo fecha y hora, pero se presume para fines de mayo. Ahi estaremos tratando de poner una ficha en los que nos sucedan en el uso de este mundo.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.