Gracias Cleto

El día que se discutía en el Senado de la Nación el proyecto de las retenciones móviles yo estaba trabajando en el Hospital Interzonal con Walter, mi socio, y teníamos puesta la tele de fondo.
Iban y venían los pie de pantalla con que iban 35 a 35 y dos indecisos, 37 a 35, 36 a 36, aventurando, bah, para después decir, como hace Crónica, que a tal hora tenían el dato.
Mientras charlábamos, en un momento le comenté que mas le valía al gobierno conseguir los 37, porque en caso de empate, Cobos votaría en contra. Realmente estaba casi seguro que iba a tener ese voto, ya que los radicales habitualmente saben muy bien lo que hay que hacer, pero adolecen de la desventaja de que no saber muy bien como. Y dentro del como se incluye el manejo del poder.
Asi fue como Alfonsín perdió una de las mas grandes oportunidades históricas de devolver la conducción de los sindicatos a los trabajadores cuando mandó al Congreso, sin consultas ni discusiones previas, la ley de asociaciones sindicales, aprobada en Diputados pero rechazada en un Senado compuesto mayoritariamente de peronistas, que a diferencia de los radicales, saben muy bien como hacer para mantener el poder y los privilegios.
En este caso, para Cobos no era muy difícil saber el como. Solo era votar. Ya no había nada que discutir ni quedaba nadie para presionar. Tenía que decidir que hacer sin que nadie pudiera hacer ningún lobby para torcerlo hacia uno u otro lado.
Asi que, considerando que Cobos hizo lo que creyó correcto, pasemos a darle gracias. Pero no gracias por lo que hizo, sino por lo que empezaron a hacer otros como consecuencia de su voto.

Porque echaron al Secretario de Agricultura y al Jefe de Gabinete, como hubiera ocurrido en cualquier pais del mundo donde se hubiera presentado la misma situación. De haber tenido nuestro país un gobierno parlamentario, hubiera volado el Primer Ministro (como en Italia, por ejemplo) sin que a nadie se le hubiera ocurrido hablar de componendas golpistas.

Porque los jubilados van a tener jubilaciones móviles, con ajustes dos veces por año y el gobierno no va a apelar las sentencias judiciales contrarias en este tema.

Porque ya no es mala palabra hablar de redistribuir la riqueza sacando algo de los que la levantan en pala sin hacer ningún esfuerzo. La renta financiera aparece ahora como la mas probable de ser gravada.

Porque también se habla de una baja del IVA y del aumento del mínimo no imponible de ganancias.

Pero por sobre todas las cosas, gracias Cleto por haber cerrado muchas bocas que se pronunciaron a favor de las retenciones por los argumentos equivocados. Espero, aunque no soy optimista al respecto, que muchos hayan entendido que la cosa no pasaba por mostrar cuantas 4×4 se compraron, ni acusarlos de gorilas, conspiradores u oligarcas.
En este caso la política pasaba por mostrar, efectivamente, que había una obsena diferencia entre costo y ganancia y que, a diferencia del resto de los ciudadanos, se la quieren quedar toda aunque el resto se muera de hambre.
Pero, para poder hacer esto, alguna vez van a tener que aprender que no se puede engañar al pueblo con tanto viva perón, gorilas oligarcas, patria o muerte, derecha mística o que la culpa la tiene Todo Negativo.
Y esta vez parece que Kristina lo entendió. Tampoco para decir “que lo parió como entiende esta mina”, pero las gracias que acabo de dar son por ese mínimo entendimiento. Ahora falta que los “replicadores de discurso” se conecten al master y dejen de llorar traiciones para empezar a hacer llegar a las altas esferas del gobierno todas las medidas que realmente sirvan para redistribuir riqueza.
Pero de esos loros parloteadores de slogans no tengo muchas espectativas.
La que se juega el puesto es ella, no ellos.
Gracias Cleto. Espero que dure.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.