Corporativismo berreta

Tal como dice la RAE, el corporativismo es “En un grupo o sector profesional, tendencia abusiva a la solidaridad interna y a la defensa de los intereses del cuerpo.”
Para aquellas mentes acostumbradas a la pirotecnia verbal, remarqué y vuelvo a remarcar ahora lo de “tendencia abusiva”. Esto es lo que hace la diferencia entre lo correcto y el buchoneo.

También, si alguno necesita pergaminos para poder escribir sobre algún tema, como pasa en muchas ocasiones que se los reclama sin mostrarlos, fui delegado gremial del turno mañana en el Hospital Privado de Comunidad, allá a fines de los 80. Y si les gustan los árboles genealógicos, mi viejo fue fundador y primer presidente de OAM, la obra social de los municipales marplatenses. Si no les alcanza, pues a segur las máximas de Maradona.

La dedicatoria de este post es para el “delegado obrero” de la Delegación Municipal del Puerto, Luis Pereyra, quien ha efectuado declaraciones (*) , apuntando con sus mosquetes a la Defensora del Pueblo Adjunta de Mar del Plata, Monica Felices.
¿Que es lo que tanto molesta de esta persona? que se ha puesto a investigar las irregularidades que los empleados de la Dirección de Inspección de Tránsito cometen al fichar su ingreso al trabajo y no estar en el lugar que les corresponde. 50 empleados para ser algo mas precisos.

Y se nota que Pereyra aprendió bien del manual del pequeño corporativo. La primera estocada que envía es el ad-hominem, en grado de falacia:

Lo que ha salido a denunciar la Defensora del Pueblo Adjunta, Mónica Felices es solo una maniobra personal para tener trascendencia periodística y posicionarse para su propia campaña

Pero, como este tipo de argumentos ya está demasiado gastado, necesita alguna forma de reafirmación en la desviación del foco de la verdadera actitud denunciable (la de fichar y no trabajar, ¿recuerdan?) y apela al segundo mandamiento, la “deslegitmación activa”:

su función está más en defender a las verdaderas necesidades de la gente, que en salir a perseguir a los trabajadores como lo está haciendo. Para esta función de control está el Departamento de Personal, que tiene no solo sobrada experiencia, sino capacidad largamente demostrada para cumplir tal tarea

Esta deslegitimación que hace de las funciones de la Defensora del Pueblo requiere como condición indispensable no citar de ninguna manera el art. 2 de la ordenanza 13.663 que dice:

Tendrá por objeto supervisar la correcta actuación de funcionarios y agentes dependientes del Departamento Ejecutivo, de los organismos descentralizados, de los Juzgados de Faltas, en lo que hace a su actuación, y de todo ente creado o a crearse que funcione en la esfera de la administración municipal.

Lo cual no solo le permite investigar el comportamiento de todo agente municipal, sino también del Departamento de Personal que es citado como experimentado y de capacidad demostrada, pero al cual se le escapó la tortuga con el personal que ficha y no trabaja.
Lo cual también se corresponde con el art. 4 de la misma ordenanza, que determina que “Su intervención tendrá lugar frente a los actos, hechos u omisiones que impliquen un ejercicio ilegítimo, arbitrario, abusivo, negligente o de manifiesta impericia de la función pública municipal.”

El tercer mandamiento del corporativismo berreta sería el de pretender del denunciante que se ocupe de cosas que realmente no le corresponden, también como una manera de diluir la temática que produce la intervención. Dice entonces Pereyra:

Si tal es el interés y esta “función” la habilita, me pregunto qué ha hecho para mejorar la situación laboral de quienes desarrollamos nuestro trabajo en el Puerto. Allí no alcanzan los sanitarios para todos los trabajadores, que tienen igual número de baños que el público que asiste. Hay además instalaciones eléctricas obsoletas, matafuegos vencidos hace largo tiempo…entre otras tantas cosas

No se si la Defensora ha hecho algo por mejorar la situación laboral de los empleados municipales, pero si no lo ha hecho, tampoco se la puede acusar de ello, dado que la propia existencia del Sindicato de Empleados Municipales la exime de tener que dedicar tiempo de su tarea de defensa del ciudadano a cumplir con la función de quienes también, como ella, desarrollan una tarea rentada para dedicarse a la defensa de sus afiliados.

Esta es apenas una muestra de ese corporativismo berreta que cree que en los medios de difusión se pueden pelear causas que no tienen justificación.
Es muy pero muy raro escucharles defender al trabajador honesto y apegado a su tarea, rechazando la actitud del típico burócrata que está solo para ocupar y espacio y que termina generando perjuicios, no solo a la ciudadanía que necesita que realice su tarea con probidad, sino al resto de sus propios compañeros, esos que no tienen lazos sanguíneos con algún funcionario ni el ombligo colorado de tanto rascarse.

Sin ánimo de dar consejos no solicitados, para la próxima, Pereyra, empiece a ver un poco mas cerca suyo. A su alrededor hay gente mucho mas criticable que la Defensora del Pueblo y sería de mucha ayuda para todos que en vez de esconderla se la pueda poner en evidencia. Asi, los que trabajan bien empiezan a lucir un poco mas.

(*) Vean que coincidente es el texto de las notas en MDPHoy y loquepasa.net. ¿tendrán una “agencia de noticias obrera” en la Muni?
Particularmente, el título de MDPhoy (“seria denuncia”) demuestra que si esto es considerado serio, al sitio no se lo puede considerar de la misma manera.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Leí todo su comentario y la verdad que le agradezco el conocimento que Ud. tiene, conocimiento que le falta al Delegado Luis Pereyra, esto no es casual y seguro que no termina acá, cansada de los nichos de corrupción intento llevar adelante un tarea muy difícil, pero no imposible, ojalá pudiera contar con gente como Ud. con sentido común, voy a seguir trabajando para tratar de evitar que estos personajes nos sigan robando, no se le puede llamar de otra manera a quién cobra un sueldo sin trabajar, y más cuando este sueldo es del Estado.

    • Javier el 26 de octubre de 2010 a las 18:56
      Autor

    Estimada Sra. Felices:
    Lamentablemente, por circunstancias personales, no puedo dedicar tanto tiempo como antes para acompañar a quienes, como Ud., trabajan para que no nos sigan robando.
    Pero tenga por seguro que ante situaciones como esta, con solo tener una computadora cerca y un par de minutos, voy a seguir mostrando las contradicciones que se van manifestando.
    Sepa que estoy a su entera disposición.
    Javier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.