Hipocresias 4

Que lindo es usar a veces Google News. En este caso, para sacar algunas perlas del caso Maccarone, Obispo de Santiago del Estero, recientemente renunciante (o renunciado?) a su cargo por una relación homosexual.
Decía Maccarone, el 26 de julio, en la misa de Santiago Apostol: “Santiago Apóstol confirmó con su sangre los primeros pasos del evangelio, deberíamos tomar eso como ejemplo y nuestra Iglesia adoptaría más fuerza dando la vida por la misión. Por ello pidamos pasión misionera a Santiago Apóstol, para que podamos servir a ese hermano que busca en la fe una esperanza e impedir que grupos religiosos bastante retorcidos los atraiga con engaños, porque el sentimiento de Jesús es uno solo y no tiene compromisos”. (fuente: www.nuevodiarioweb.com.ar)

Dias después, el 30 de julio, a sus fieles que debían “ser una Iglesia diocesana ‘misionera’, enamorada de su Señor, que la lleve a proclamarlo a todos, especialmente a los hermanos que tienen la vida y la fe amenazadas por la tentación de ritos esotéricos, de origen afroamericano, como la macumba, y las pseudo filosofías o religiones como la Nueva Era, que quieren responder a la búsqueda, a veces desesperada, de la supresión de la angustia y del dolor”. (fuente: iblnews.com)

Luego de la renuncia, la Conferencia Episcopal Argentina pronunció:”Nos solidarizamos con el presbiterio y el pueblo de Santiago del Estero y con ellos queremos expresar nuestro agradecimiento a la labor de seis largos años de monseñor Juan Carlos Maccarone al servicio de los pobres y de quienes tienen la vida y la fe amenazadas”. (Fuente: www.laautenticadefensa.com.ar ) ¿Se solidarizan?. Aclarando que oscurece.

No podía faltar el comentario de Lilita Carrió, quien expresó “su profunda pena por el caso y se manifestó convencida de que Maccarone fue víctima de una ‘persecución'”. Calificó de “hombre bueno” al prelado, aunque admitió que su conducta “no es justificable para un obispo”. No obstante, insistió que “está muy clara la índole de la persecución”. (www.diariohoy.net)

Una graciosa. Farinello remarcó que Maccarone “además lo reconoció, cosa que me parece de una valentía formidable. No fue como (el ex obispo de Santa Fe, Edgardo) Storni. Eso por lo menos tiene una dignidad muy grande, decir ‘éste soy yo'”. (www.lagaceta.com.ar)
¿¿¿Eeehhhhh???, como dice, Farinello?. Dignidad es decir “soy homosexual, renuncio”, no presentar la renuncia en privado y que se descubra cuando salen las notas en la prensa y por un video donde lo filmaron sin que sepa.
Y si encima es cierto que lo hacía ofreciendo trabajo a cambio de sexo, eso es cualquier cosa, menos dignidad, no se si me explico?

También se puede leer un editorial del Editor General Adjunto de Clarín, Ricardo Roa, que en clarin.com dice: “Los que lo espiaron y difundieron su intimidad y los homófobos y discriminadores ¿son inocentes porque lo condenaron ante la Iglesia y ante la sociedad? La Biblia tiene la profundísima respuesta: el que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra.” Podríamos contestarle que decir eso desde un diario manejado por una apropiadora de menores no es precisamente un acto de fe democrática ni de libertad, pero bue, no se puede ser lo mismo que se critica, no?

Finalmente, digo yo: Maccarone, jodete. Si sos tan boludo como para hacerte cura si te gustan los hombres, ahora bancatela. Y deciles a tus ex colegas que no se hagan los tontos. El hecho de que estés peleado con los Juarez no alcanza para que nos hagan creer que esto es una cama.
Podrías haber sido plomero gay. Nadie se hubiera escandalizado y vivirías tu vida tranquila.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

1 comentario

  1. adhiero… que se la banque…. y que se empiece a quitar esa protección divina que corre sobre algunos curas/sacerdotes/etc….

    Abrazo, Ignacio.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.