cuando se olvidan los origenes

Leo hoy en el excelente blog de Ignacio un comentario referido a la compra e intención de instalación de un complejo turístico por parte de Marcelo Tinelli (no lo enlazo, ya que ni página web tiene) en tierras pertenecientes a la comunidad Mapuche de Chubut.
Según informan también los diarios La Nación de Chile, no la de acá, La Opinión de Rafaela y El Santacruceño, para dicho emprendimiento requiere desalojar a 30 familias Mapuches de las tierras que llevan décadas reclamando y siglos ocupando.

Volviendo al tema del título, es significativo como el dinero y la fama lleva al olvido de los propios orígenes, y convertir una niñez/juventud con algunas privaciones en un capitalista hecho y derecho, donde seguramente se llega a pensar que “a esos indios los arreglamos con una casita en otro lado y si no los echamos a patadas”.

Escribí este post con el solo ánimo de aportar un granito de arena en la eliminación del silencio cómplice.
Invito a cada uno que tenga un weblog, un espacio en algún periódico o radio o simplemente su propia voz, para que demos a conocer la noticia, aunque sea, conversando con nuestros amigos.

Otros blogs que comentaron:
Defendamos la democracia
De treinta y pico
La Coctelera
Desde el Aula
Histocultura
La Otra Noticia

Nota del 13/10: Ayer comentaba que Tinelli ni página web tenía. Su dominio ideasdelsur.com.ar se encontraba sin delegar y en proceso de vencimiento y si uno ponía www.ideasdelsur.com.ar en un navegador inmediatamente informaba que la página no existía.
Hoy, el dominio se encuentra activo y alojado en Sion.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

3 comentarios

    • Dolores en 13 de octubre de 2005 a las 10:05

    Muy bien por seguir luchando por los derechos de nuestro pasado, presente y futuro, no podemos olvidarnos nunca de nuestros origenes, pues si bien argentina es un crisol de razas tambien tenemos nuestras razas ntivas.

    Nos vemos

    • Claudina en 13 de octubre de 2005 a las 21:16

    Los invasores espanoles nos conquistaron, las diferentes oleadas inmigratorias nos transformaron en un “crisol de razas”. Yo pienso que nosotros somos un país sin identidad. Es por eso que lo nuestro no lo sentimos ya que no podemos sentir como nuestro lo que no vemos como nuestro. Parece un juego de palabras, pero no lo es. Es una triste verdad. Todo aquel que desciende de europeos siente un orgullo enorme y desprecia al que tiene ancestros autóctonos. Esperemos que Tinelli (con apellido italiano) o cualquier otro que quiera y pueda comprar un campo para proyectos turísticos (que no está tan mal la idea, si es para bien del turismo en Argentina) tenga en cuenta a las comunidades indígenas que parece ser que a esta altura de la vida de nuestra Argentina es lo único de autóctono que nos va quedando.

    • Javier en 14 de octubre de 2005 a las 7:49
      Autor

    Dolores: muchas gracias.

    Claudina: Te noto algo radical en tus comentarios. Generalizar, probablemente, te va a traer dolores de cabeza y muchas situaciones de disculpas.
    Tal es el caso de tu comentario “todo aquel … desprecia al que tiene ancestros autóctonos”. ¿Tan segura estás que todos son asi?
    Yo tengo ancestros españoles y franceses, en proporción 75/25. Y no siento ninguna adversión por los indígenas americanos.
    Sin embargo si me resulta vergonzoso que un tipo como Tinelli, que muchas veces ha contados su supervivencia en Capital tras salir de Bolivar y sus problemas familiares de madre y padre no haya aprendido nada de eso y genere en otros, sean descendientes de indígenas o de arios alemanes, penurias y situaciones de frustración.
    Pero como bien decía algún sabio anónimo, “plata, plata, la gente por vos se mata”.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.