Anarquismo, las pelotas

El comentario de un pobre tipo (AnarKotico) en el post La Cumbre de la Desorganización II, justificando los destrozos producidos por un grupo de violentos con un “Los ?desrozos? (que no fueron muchos) fueron contra las oficinas de empresas multinacionales que se cagan en todos nosotros.” me llevó a recordar algunas cosas que esta gente debería aprender.

Allá por 1921, una huelga de obreros patagónicos fue sofocada a sangre y fuego por el Teniente Coronel Varela, enviado por Hipólito Yrigoyen (si, ese que los radicales tienen como ejemplo). Dicha huelga se había iniciado porque los dueños de los campos, en su mayoría ingleses, no habían cumplido con el acuerdo firmado un año antes.
Al menos que yo recuerde, este fue el primer caso de “obediencia debida” de nuestra historia, de la cual, lamentablemente, y a pesar de ser narrada en la película “La Patagonia Rebelde”, de 1974, nuestros militares no aprendieron nada.
Con estos datos, podemos recordar entonces a Kurt Wilkens, anarquista alemán, quien en 1923 ultimó a dicho Teniente Varela, tirándole una bomba incendiaria a los pies y varios balazos mientras le informaba el motivo por el cual lo estaba matando, frente a frente, a dos metros de distancia y sin taparse la cara con un pañuelo.
Solo en la película y en pocos sitios se recuerdan los detalles. Wilkens esperó pacientemente la salida de Varela de su casa y hasta llegó a ponerse en evidencia frente a el cuando, ya bomba en mano, esperó que pasara una niña totalmente ajena a la situación que estaba por ocurrir.
Y este es el detalle que estos pseudo-anarquistas de aerosol fácil y neuronas difíciles no aprecian.
¿Acaso podemos decir que el video club de la esquina de Colón y Santiago del Estero es un representante de las multinacionles esclavizantes? No es un BlockBuster, es el boliche de un laburante que hace 20 años que está en esa esquina y al que no le dejaron ni una vidriera sana.
Solo les falta decir que “en toda lucha hay errores” como para que ya no quede ninguna duda que estos sub-desarrollados mentales son iguales a Bush y sus “daños colaterales”, a Videla y sus “los desaparecidos no existen”, a las multinacionales que ellos dicen estar combatiendo.

Hoy en día, ninguno de estos energúmenos son capaces de entender cabalmente el Manifiesto Anarquista ni reconocer a quien están jodiendo con sus actos.
Son iguales al piquetero que le corta el paso al laburante pero que NO TIENE LOS HUEVOS SUFICIENTES para cortar el paso a la Quinta de Olivos, a la casa del gobernador o del intendente de donde sea.
Como no les da el cuero para agarrárselas con el que tiene mas poder, se desquitan contra el que no tiene fuerza suficiente para hacerles frente. Igualito que los gobiernos que critican. En definitiva, la misma mierda.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. 100% de acuerdo… realmente vergonzoso lo de esta gente… en particular un rubio de rulos, que parece ser el lider, que apareció diciendo barbaridades (justificando sus actos) por TV…

    • lucia en 18 de noviembre de 2005 a las 22:11

    Bien, de acuerdo desde ya.
    Pero con respecto a los piqueteros (nadie olvide, no hay nada más fácil que disfrazarse de piqueteros) digo: no son todos iguales y no hay nada más facho q la generalización.
    Los que destrozaron diez cuadras de Mar del Plata no son piqueteros, sino militantes de ciertos específicos grupos que se dicen de izquierda (y por ahi algun infiltrado duhaldista, pero no justifico, sé q la mayoria no era infiltrada) cuando en realidad son terriblemente funcionales al sistema.
    El resto de los manifestantes que fueron seguidos de cerca por la policia hasta que se subieron a sus micros, no tuvieron los huevos de frenarlos… todavía no sé cómo se creen capaces de hacer una revolución (eventualmente) si no pueden defender unos pocos vidrios de ser rotos.
    En fin, nada tiene esto que evr con el anarquismo, de hecho quienes hicieron los destrozos no se reivindican anarquistas sino marxistas, y están muy lejos de estar a la altura de cualquiera de esas denominaciones.
    El tema del piquetero es complicado.
    Si sirviera para algo más que clientelismo con planes trabajar (como de hecho si lo era en un principio, alla en el monte, vigilados por la gendarmería, o en el viejo puente pueyrredon) me chuparía un huevo si el “laburante” se siente molesto. El problema no es ese, sino que han desvirtuado una práctica totalmente válida y han sido cooptados por pequeñoburgueses aparateadores que se dicen socialistas pero regentean esos planes como si su vida dependiera de ellos.
    Nosotros no somos el gobierno, de la misma forma que los piqueteros no son sus dirigentes.
    Hay que mirar de cerca, la ignorancia complaciente es el peor de los delitos.

    Saludos y ¡Viva la Anarquía!

    • Javier en 19 de noviembre de 2005 a las 9:51
      Autor

    Lucia:
    Empezamos bien pero terminamos mal.
    Es cierto, no hay nada mas facho que la generalización, y justamente a eso apunta el título.
    Pero te me descolgás con una mezcla de izquierdistas con infiltrados duhaldistas disfrazados de piqueteros.
    El anarquismo no es una A dentro de un círculo y una vidriera rota o un banco incendiado como vimos por t.e. ni la filosofía de un nabo como anarkotico.
    Yo no le daría tanta vuelta al asunto. Para mi, los que destrozaron media Av. Colon son delincuentes que no pueden reprimir sus impulsos violentos. No me voy a poner a justificar si esos impulsos son generados por un estado indiferente o porque no les dieron la teta cuando eran bebés. No soy sicólogo ni lo quiero ser. Pero esa violencia no es la violencia de Wilkens.

    El piqueterismo no es un tema complejo. Lo que es complejo es resolver el motivo que lo genera y la enquistación del piqueterismo como método de propaganda política.
    No se cuanto va a durar, aunque espero que mucho sin demasiadas esperanzas, pero el índice de desocupación sigue bajando.
    Y si los piqueteros no empiezan a pelear como comento arriba, cortandole la calle al intendente, al gobernador, al diputado o al presidente, cuando la desocupación esté en un dígito, los van a correr a patadas, tanto desde el gobierno como la propia gente laburante.
    Y aunque suene bastante fascista, la frase “en este pais no tiene laburo el que no quiere” está muy cerca de volver a ponerse de moda en Radio 10 y sus inmediaciones.

    • natalia en 3 de octubre de 2008 a las 14:25

    hola, con respecto a lo escrito estoy muy de acuerdo a lucia…
    peor no quiero hablar de eso ahora, solo estoy buscando si alguien puede decirme si hay una asociacion u organisacion anarkista en mardel plata, porque quiero volver alla y meterme en una que este buena.
    desde ya muchas gracais…

    • Diego en 21 de mayo de 2010 a las 2:39

    ¿Sabés qué pasa? Hay “me las doy” en casi todo.

    Generalmente no son tipos, sino pendejos, que en la búsqueda de la identidad colectiva pierdan la propia y de este modo ni siquiera llegan a estereotipo, sino que habitan los siempre ominosos dominios de la caricatura.

    No son anarquistas. Anarquista soy yo (y no me vas a ver destrozando vidrieras porque tengo ganas, jamás me gustó el punk rock ni baso mi ideología en no querer obedecer por el mero hecho de no querer) no estos sujetos.

    Podés ver lo mismo en las tribus urbanas, sin ir más lejos. El problema es que desde Ravechol (que no hay evidencia alguna de que hubiera suscrito al ideario acrata) en el siglo XIX en Francia hasta la fecha, la imagen del anarquismo está manchada por bombas y revolveres, muchos de ellos ficticios, muchos de ellos del enemigo pero endosado a nuestra historia (como no tenemos rey, papa, ministro ni ninguna cabeza, cualquiera puede hablar en nuestro nombre sin que sea sencillo, ni posible en ocasiones, desmentirlo).

    Es lamentable, pero es lo que ocurre. Cualquier tipo sin idea de cual es el compendio de ideas que conforman el anarquismo como tal puede decir que es uno de los nuestros y hacer, en nuestro nombre, lo que quiera. ¿Y cómo cambiar eso, si cuando invitás a alguien a leer a Bakunin te mandan a freír papas? Tanto los que se la dan de anarcos como todos los demás.

    Hoy un zapato me dijo que odia el anarquismo porque conduce al marxismo. Por mucho que le expliqué que la doctrina marxista es autoritaria y por ende contraria a los ideales acratas no quiso entrar en razón porque su papá le dijo eso. Tengo que educar al padre y al hijo para obtener lo mínimo que merezco por el solo hecho de ser persona: respeto.

    Así estamos, nos hicieron la fama y no nos dejan dormir.

    Salud y libertad.

    • Javier en 21 de mayo de 2010 a las 8:55
      Autor

    Diego:
    Muchas gracias por dejar tu comentario y por sobre todo, por el nivel del mismo. Poder leer un pensamiento atinado no es algo que abunda por internet.

    Yo no me puedo considerar anarquista, pero no porque me produzca algún prurito, sino porque tengo un cierto sentido de la estructura organizativa y de la necesidad, en ciertos casos, de la existencia de una “cabeza”, aunque esto no implique que sea para que piense por el resto.

    Sin embargo, mi infancia y juventud estuvo signada por la presencia de anarquistas en lo social. Amigos de mi viejo de la Biblioteca Popular Juventud Moderna de Mar del Plata, del Centro Republicano Español y hasta de viejos luchadores de la guerra civil española afincados en mi ciudad.

    Es por eso que, asi como no tengo un dios pero tengo mucha simpatía por la religión judia, también tengo una cierta afinidad con el anarquismo y por tal motivo es que me resulta desagradable, y por medio de este blog lo expreso, cuando algunos de estos naboludos justifican lo injustificable y no son capaces de asumir la responsabilidad.

    Mirá si en su época lo hubieran entrevistado a Wilkens como ahora, y si la nena que pasaba hubiera sufrido alguna herida, si se le hubiera ocurrido inventar algo como que “ella es la semilla del capitalismo” o “un proyecto de burgués que no merece respeto”.
    Yo creo que hubiera preferido matarse antes que tener que justificar el daño a un inocente.

    Un abrazo libertario

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.