documental decepcionante

En la noche de ayer, por el canal de cable TN se emitió un documental sobre el juicio a las juntas militares ocurrido hace 20 años, donde fueron condenados por homicidio, privación ilegal de la libertad, tormentos y robo, todos reiterados, los militares que tuvieron en sus manos el destino de nuestro país entre 1976 y 1983.
Este documental del programa “A Dos Voces”, conducido por Marcelo Bonelli y Gustavo Sylvestre y bajo el título “Lo que nunca se vio del juicio a las Juntas militares”, logró reunir a los 6 camaristas y el fiscal que protagonizaron tan histórico juicio.

La posibilidad de mostrar imágenes nunca vistas y que nos recordara en forma tajante que “Nunca Mas” no es solo una frase estaba servida. La publicidad del programa creó espectativa.

Como opinión personal, esa espectativa fue defraudada.
Los testimonios inéditos mostrados no aportaron mas que lo ya sabido. Si me hubiera tocado editar dicho programa, habría intercalado testimonios y declaraciones de ex-detenidos con los de sus captores.
Como ejemplo, hubiera mostrado a la señora que, llorando, comentaba como escuchaba los gritos de su hijo de 15 años siendo torturado, junto con las palabras de Nicolaides diciendo “se luchaba por el poder”.

Un único momento en que pensé que se haría historia con el programa fue cuando comentaron que el juicio estuvo en riesgo de suspenderse, por un intento de negociar una confesión contra la no presentación de la prueba.
Se habló de la derecha radical, de un integrante de los servicios de información, de la “linea nacional” de la UCR.
Pero faltaron los huevos necesarios para decir “FUE FULANO, MENGANO Y ZUTANO”. Una lástima, ya que muy probablemente, dichas personas eran parte de un gobierno elegido para demostrar, en principio, que no se les iba a tolerar a los militares que volvieran a hacer lo mismo en el futuro.

A pesar del comentario de Clarin al respecto, creo que de revelador tuvo muy poco.
Esperemos que en algún momento de nuestra historia el material filmico del juicio esté disponible a todo el público y tengamos la posibilidad de mostrarle a nuestros hijos hasta donde pueden llegar los delincuentes cuando tienen el poder en una mano y el arma en la otra.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.