Voto Electrónico

Nota del 2016:
Si bien podría haber sido mas fácil borrar este post, tengo por costumbre hacerme cargo de mis propias equivocaciones.
Esto fue escrito hace 9 años (a la fecha de la nota) y varias cosas han cambiado en mi entendimiento del voto electrónico.
Sobre todo, por todo lo que fui viendo y oyendo de parte de los expertos con mayores conocimientos que yo.

Sin embargo, hay dos cosas que no han cambiado en mi.
1) La seguridad / resignación sobre que va a llegar el momento en que se van a implementar sistemas de voto electrónico y, como lo decía Lubertino, si nos van a violar, al menos intentemos ponerle un preservativo al violador

2) Me encantaría que se pueda votar electrónicamente todos los días en cada tema que requiera de decisión ciudadana. Con eso, además de una democracia muchísimo mas directa, nos ahorraríamos muchos imbéciles con cargos cuyos nombres ni siquiera entran en una tarjeta personal.

Hoy, 09/11/2016 hay un aspecto que el voto electrónico no tiene resuelto y que es fundamental: el secreto.

Y por otro lado, tampoco se garantiza que respete la voluntad del votante. Igual, esto también lo sufrimos en el voto papel, pero no puede soslayarse.

Los invito a pasar primero casi por el final de la nota, donde está “el primer post en Via Libre sobre el voto electrónico “, donde plantean los puntos básicos para un sistema de voto electrónico, que son las cosas que hoy no se cumplen.

Gracias

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

Aviso: este es uno de esos posts que cuando uno termina de escribirlo se ve en la obligación de aclarar que no es para leerlo por encima. Es un tema complejo, con muchos tonos de gris, hay un video de 27 minutos para ver o al menos, gastarse 15 minutos en leer el resúmen, los comentarios y la conclusión. Pero menos de lo escrito no se puede escribir.

Batriz Busaniche es una reconocida activista del software libre y especializada en “patentes, copyrights, privacidad, y toda esta cuestión de los derechos ciudadanos en el ciberespacio”, tal cual informa en su sitio, donde puede ver mas datos sobre ella.
El día de hoy, 5 de noviembre, publica en su blog un video del programa Dominio Digital, en el cual hablan de los peligros del voto electrónico.
Dicho video también puede verse directamente en Google Video

A partir de aquí, un poco de análisis del video, que aunque es preferible que lo vean, lo repaso por escrito:

Resumen del video.

La nota inicia con una presentación del conductor del programa, Claudio Regis, en la que se destacan las siguientes frases:

vamos a dedicar en su totalidad (el programa) a hablar en contra de la tecnología. Pero no de cualquier tecnología. Vamos a hablar del tema voto electrónico.
Si algo funciona bien, porqué cambiarlo, dirían muchos y es lo que nos preguntamos nosotros. ¿cual es el aporte que hace el voto electrónico? Siempre aparece impulsado por un montón de sectores como la manera de traer mas transparencia al acto electoral, hacerlo mas rápido, menos costoso. Nosotros creemos que es todo lo contrario.

Toda una definición. La gente de Dominio Digital cree que el voto electrónico es menos transparente, mas lento y mas caro. Veamos en que se basan.

A continuación, presentan unos minutos del documental VoteGate, en el cual se denunciaron las maniobras descubiertas en la elección norteameriacana del 2004.
Y tras esto, arranca Daniel Sentinelli, a quien se lo suele también nombrar como “El Chacal”, quien se manifiesta contrario al voto electrónico desde hace años, sintetizando su posición en 10 puntos.
1.- ¿Que resuelve? ¿Que es lo que nos da el voto electrónico que no nos da el voto tradicional. Negocio para los medios de comunicación que tienen los resultados mas rápido. Reafirmado con una parte de una entrevista a Beatriz donde deja en claro que solo se gana en tiempo y que es mucho lo que estamos arriesgando por hacerlo mas rápido.
2.- Genera exclusión porque al incorporar tecnología, los que no se sienten cómodos con ella van a quedar afuera. Principalmente, la gente mayor y quienes no tienen acceso habitual a la tecnología, especialmente, los que tienen menores recursos económicos.
3.- Confiabilidad. Hoy estamos usando urnas de cartón y papeles impresos. ¿que puede pasar, que se borre la impresión, que se desarme la caja? Bueno, se arregla con cinta Scotch. ¿Se mojaron las urnas?, bueno, se pueden reemplazar fácilmente. Cuando incorporamos tecnología estamos hablando de computadoras, de monitores, de impresoras, equipos de reemplazo previendo las fallas, enería eléctrica, conectividad en red, estamos hablando de un montón de cosas que pueden fallar.
4.- Costo. Usemos el sentido común. Sres, ¿que es mas barato, una caja de cartón y unos papelitos impresos en papel de mala calidad o una estructura informática? Piensenló asi, rápidamente.
5.- No podemos controlar los costos claramente. Si en algún momento se audita el costo de una elección, sabemos que fueron tantos pesos en cajas de cartón, tantos pesos en imprimir boletas de papel, tanto en la gente que hizo el recuento. Es fácil tener sensibilidad al número, algo que cualquiera, intuitivamente, puede calcularlo. Cuando metemos tecnología, empiezan a aparecer números muy difíciles de evaluar para la gente común. Costo de la conectividad, costo de consultoría, costo de tal hardware o licencia de software, nadie tiene la capacidad de evaluar ese número rápidamente.

Pasan una parodia de voto electrónico en USA, nuevamente Beatriz, ahora demostrando que el sistema no es transparente porque la gente piensa que si, que la tecnología, el progreso y lo moderno es transparente, pero que en realidad es opaco, ya que el programa que maneja y cuenta los votos lo hace una persona o una empresa, y finaliza el bloque con las palabras de Daniel Reyes, especialista en seguridad de software, quien opina que es un tema para el que falta mucho.

Perlita increible: Regis, a los 10:09 del programa, indica que después de una pequeña pausa, van a mostrar como se hackea una terminal de votación. La primer propaganda de la pausa es sobre …. hard-keys para protección de software :mrgreen:

Asimismo, la forma de hackear la terminal de voto es patética. Se requiere tener acceso a un slot donde insertar una tarjeta de memoria con un código malicioso. Ahi muestran que tanto se puede abrir con una ganzúa como desarmar la terminal para poner dicha tarjeta, encender, hacer que se cargue el código, apagar y volver a poner la tarjeta original con el programa original. Igual, Regis finaliza diciendo “y todo esto me tomó menos de un minuto”.

Allí fueron a hacer una entrevista a Vinton Cerf. Preguntado sobre el voto electrónico, sus palabras fueron:

Me preocupa mucho el voto electrónico porque puede hacer posible que se afecte el escrutinio de manera no visible. Entonces, hagamos lo que hagamos, si vamos a recurrir al voto electrónico debemos asegurarnos que la privacidad quede protegida y que el voto sea preciso y válido y que no sea posible para alguien alterar el escrutinio de manera que sea ilegal e injusta.

Pasa Federico Heinz, de Via Libre, quien es capaz de sabotear todo un centro electoral con un enchufe en corto (no dijo si era de dos o tres patas y si también hay que llevar adaptador, por las dudas) y quien también descubre un mecanismo de relación voto – votante en una demostración que realizó una empresa dedicada a vender / alquilar este tipo de e-urnas, la cual no le quiso dar explicaciones en base a la política de seguridad por ocultación. Punto a favor de Heinz.

Vuelve al ataque “El Chacal”:

6.- Dificultad o imposibilidad de auditar la elección por parte de la gente común. En una elección tradicional, cualquiera puede ser parte de los mecanismos de control. Con el mecanismo de voto electrónico, no se quien podría auditarlo.

Regresa Daniel Reyes quien demuestra indubitablemente lo que siempre fue una sospecha. Que las tragamonedas de los casinos, que tienen una computadora adentro, son un gran negocio para el casino. (Daniel, gracias mil por iluminarlos, pero no es bueno confundir a la gente equiparando el voto a la timba. Ya que se gastaron media hora de programa en hablar del voto como un bien tan preciado, mejor hubiera sido tratarlo como tal y no despreciarlo como si fuera una cuestión de azar).

7.- Pérdida de participación en el proceso. Sentinelli asegura que los votantes, con el voto electrónico, van a ir a apretar botones. Van a ser usuarios de un proceso que no van a terminar de comprender. Fiscales y presidentes de mesa quedarán como espectadores.
8.- La facilidad de convencer a la gente de que hubo fraude. De la misma manera que se puede convencer a la gente de que es un sistema que funciona maravillosamente bien, se la puede convencer de que es fraudulento. Es difícil convencer a la gente de que hoy en día hubo un fraude centralizado. El problema es que una vez que convencemos a la gente de que en una elección los resultados estuvieron manipulados, no va a haber forma de volver a convencerla.

Aparece aqui el testimonio de un programador, que dice ante lo que parece una comisión del congreso yanqui, que el hizo un programa para falsear resultados electorales y que nadie se hubiera dado cuenta de lo que hacía su programa. También vuelve a aparecer Federico Heinz, quien comenta que otras democracias mas avanzadas han eliminado la lista sábana sin necesidad de recurrir al voto electrónico.

Sentinelli sigue y llegó al problema No…
9.- Los intereses comerciales que va a haber alrededor de este proceso. Que va a quedar, sin dudarlo, en manos de empresas privadas. Y Federico que regresa: “los únicos que van a ganar con el voto electrónico son los que venden urnas electrónicas”.
Sentinelli again: Fijensé quienes están a favor del voto electrónico. Gente de marketing, gente de lobby, los interesados en vender servicios de voto electrónico. Y que en TODO EL MUNDO se oponen los expertos en tecnología y seguridad informática.

y para finalizar, el problema No. 10 que es …. no se sabe, veamos el próximo programa porque en este no está.

Comentarios.

Bien, pasó el video y queda realmente la sensación que el voto electrónico es parte del eje del mal.
A pesar de que este tipo de “informes especiales”, cuando se dan en los medios masivos de comunicación, siempre tienen ese tufo a “informe especialmente preparado por” y completada la frase con la empresa / signo político que se beneficia, hay que reconocer que en este caso no le caben las generales de la ley. Si hay algo de lo que puedo estar seguro es que toda esta gente que ha participado del video está realmente convencida de lo que dice. Puede que algunos de ellos nos resulten algo pedantes y que parecieran dirigirse a nosotros desde el pedestal de ciertos títulos, pero no puedo sospechar, de ninguna manera, de mala leche ni segundas intenciones.

Entonces, ¿por qué este post?
Porque creo que estos muchachos están meando fuera del tarro por un problema muy argento. Considerar que lo que es difícil se convierte automáticamente en imposible y termina resultando mas fácil encontrarle los errores, declararlos insolubles y no preocuparse por ver como hacemos para corregirlos.

Repasemos un poco la historia. El 10 de febrero de 1912 el Congreso de la Nación aprueba la ley 8871 de elecciones generales, también conocida como ley Saenz Peña. La misma establecía el voto universal, secreto y obligatorio.
Buscando un poco en Google me encuentro con un trabajo sobre el analfabetismo escolar en Argentina, cuyo Anexo II Gráfico I nos muestra que para esa época, 1914 para ser mas precisos, el analfabetismo era del 31% en Cap. Fed, 21% en Pcia. de Bs. As. y que salvo Santa Cruz y Tierra del Fuego, ninguna provincia bajaba del 35%, llevándose las palmas Jujuy con un 67%.

¿Habrá habido en esas épocas Sentinellis, Regis y Busaniches protestando contra la validez de los votos porque al menos 1 de cada 3 votantes ni siquiera podía saber a quien votaba, debido a la incapacidad de poder leer lo que decía la boleta?

De mas está destacar que no fue esto un impedimento para su implementación, sino que, además, se puede apreciar en el mismo gráfico que para 1947 casi la totalidad de las provincias habían reducido al menos un 50% su tasa de analfabetismo. Y no fue sino hasta estas fechas que el fraude electoral efectivamente fue casi erradicado, gracias, precisamente, a que se “educó al soberano”.

Esta parte, en cierto modo, tiene que ver con el punto 2 comentado por Sentinelli. Personalmente, me preocupa que alguien que es considerado un “hacker”, cuya filosofía tiende a develar y compartir parte del conocimiento que se pretende ocultar, no adopte la postura de promover el conocimiento del uso de la tecnología para todos y se quede solo con la de “la tecnología no es para todos”. Al menos Daniel Reyes es mas práctico. Asume la postura de que “falta mucho”, pero no mata el progreso por las deficiencias que si pueden resolverse, con tiempo y esfuerzo.

También Sentinelli habló de confiabilidad. Obviamente, por haber sido el programa grabado antes de las elecciones, no pudo prever que la confiabilidad del mecanismo de voto en papel y cartón se te puede ir al carajo si te faltan los presidentes de mesa, los fiscales, no hay boletas ni quien las reponga, aunque si podría haberse referido, si hubiera querido, a las elecciones en Córdoba, donde también fallaron las actas y que Luis Juez ni siquiera pudo meterse las boletas en el culo porque no les permitieron abrir las urnas y contarlas, o al menos, verlas si no se les había borrado la tinta.
Como dice Murphy, si puede fallar, fallará, sea papel o LCD, cartón o plástico, una urna o un respirador. No se si se entiende. Si no tenemos problemas en que nos mantenga vivos y respirando una máquina que puede fallar, no habría inconveniente en usar una urna electrónica. Es mas, mi argumento tiene un punto a favor muy importante. Que se cague una urna, no mata a nadie.

Respecto al costo no tengo mucho para discutirle, ya que no se cuanto sale una elección de papel ni cuanto puede costar una electrónica. Sin embargo, el argumento de que la gente común no tiene “sensibilidad” para evaluar los números cuando se trata de tecnología es muy traida de los pelos, para no decir patética, que suena muy fuerte. Tampoco la gente es muy sensible para analizar el verdadero valor del dolar, ni lo que representan los encajes, ni en que los afecta el aumento o la disminución de las reservas, cuanto sale trasladar una tonelada de basura, o hacer llegar la energía eléctrica a sus casas. Todo esto los afecta directamente en su vida cotidiana y hasta podríamos decir que a nadie se le ocurre analizar si el KW/h representa fielmente el costo y una ganancia adecuada.
¿No es que para eso están los políticos, los analistas y la gente que, sin ser parte de los dos grupos anteriores, están capacitados para hacerlo por ellos e informarles de los resultados?
¿Es que acaso no vamos a encontrar a nadie en toda la República Argentina que pueda decir, en forma totalmente independiente, si los costos de una elección electrónica van a ser o son extraordinariamente mas altos que los de una convencional?

Respecto al punto 6, el de la auditoría, tengo que darle la completa razón. No todos están capacitados para poder realizar una auditoría del buen uso de la urna electrónica.
Sin embargo, tengo que volver a decir lo mismo. Lo que hoy Sentinelli postula como imposible (conseguir el tiempo, las herramientas y la mano de obra para auditar hardware y software y verificar urna por urna para que no haya trampas) en un futuro deberá ser posible. La tecnología no para y pasa por encima a cualquiera que se le ponga enfrente.

Tampoco puedo hacer muchas aclaraciones respecto a la pérdida de participación, ya que la realidad ya se está encargando de mostrar que con o sin voto electrónico cada día va menos gente a votar, menos gente es presidente de mesa o fiscal.

Para el punto 8, que podemos decir. Nos han convencido que con la democracia se comía, se curaba y se educaba, que lo sigamos que no nos iba a defraudar, que el que depositó dolares recibiría dólares y que se viene el cambio. ¿Acaso piensa Sentinelli que con el voto es distinto, sea en papel o electrónico?
Cordoba mantiene hoy en día la sospecha de fraude mas grande de la que se tenga noticia. Y siendo tan fácil de disipar, como es abrir las urnas de cartón que tanto le gustan a El Chacal y compañía, contar voto por voto y terminar con la duda, no lo hacen.
Podemos sospechar que justamente es la única manera de no confirmarlo y mantener la duda por siempre. Si las urnas se abren y se cuenta voto a voto y se determina que las actas no coinciden, no hay vuelta atrás. Hubo fraude y se acabó y así como se puede sospechar de no transparente el voto electrónico, hoy ya tenemos bastante opaco el voto en papel.

Y terminamos en los intereses comerciales. Válidos, obviamente, pero controlables. No se puede anteponer el interés comercial de quienes fabrican y venden urnas electrónicas al interés de los votantes en que su voto sea parte de una elección.
Sería como exigirle a los muchachos de Dominio Digital que hagan el programa sin publicidades para que los televidentes reciban solo información.
Desde el que vende baba de caracol hasta el que vende urnas electrónicas está interesado en generar un mercado para su producto. Si la baba de caracol hace mal, para eso está ANMAT y si las urnas electrónicas son fraudulentas, para eso está el gobierno, los políticos, los auditores, los informáticos, la justicia y varios mas.
Ni la baba de caracol ni la urna electrónica puede ser analizada por cualquiera. ¿Por qué entonces la diferencia entre una y otra? ¿Acaso porque los políticos son mentirosos de por si y la ANMAT no?
¿Acaso todos los responsables de la ANMAT están probados como incorruptibles y no existe ni una mínima posibilidad de que aprueben algún tipo de medicamento gracias a un sobre bajo la mesa?
Vuelve a repetirse aqui lo mismo que con el respirador. La baba de caracol, por dar solo un producto como ejemplo, si no es bien analizada puede representar un riesgo de vida. La e-urna no.

Conclusiones

Como digo mas arriba, me parece que esta gente ha tomado un camino equivocado en la valoración de la herramienta del voto electrónico.
Como sabemos, el voto es una de las armas con las que cuenta el ciudadano para cuidarse de los políticos deshonestos y traicioneros. Como toda arma, tiene sus defectos. Asi como puede utilizarse para propósitos nobles, como por ejemplo, cazar una presa para alimentarse, también su uso puede ser riesgoso.
Y esa clase de riesgos no pueden soslayarse. Asi como se pudo elegir por medio del voto a un Nelson Mandela, también se eligió a un Hitler.
El voto electrónico, tarde o temprano, va a estar presente en nuestras vidas. Puede que no sea en la próxima ni en las 2, 5 o 10 elecciones sucesivas. Pero se va a imponer. Y aclaro que personalmente me alegra.

Repasemos las palabras de Vinton Cerf, alguien con mucha inteligencia y sabiduría. “hagamos lo que hagamos, si vamos a recurrir al voto electrónico debemos asegurarnos que la privacidad quede protegida y que el voto sea preciso y válido y que no sea posible para alguien alterar el escrutinio de manera que sea ilegal e injusta.”
Ahi no está masacrando un avance tecnológico por sus errores, sino que justamente, está avisando cuales son y de que hay que ocuparse antes de implementarlo.
Para quienes lo imposible tiene sabor a derrota, las palabras de Cerf nos dan la pauta que no estamos tan equivocados. Nos tenemos que preocupar y ocupar de solucionar el tema, no de enterrarlo bajo la alfombra.

Me preocupa mucho el discurso de quienes hicieron este video. Son comunicadores, expertos en seguridad, militantes del software libre y defensores de la privacidad y son justamente quienes están haciendo, con sus pergaminos por delante, algo que Sentinelli pone como una contra. Convenciendo a todos que el voto electrónico es igual a fraude. Algo que, según el mismo Chacal, después no hay forma de revertir.

La verdad, este es uno de esos casos en los que veo un cierto dogmatismo (algunos llegan a llamarlo talibanismo).
Si vamos al sitio de la Fundación Via Libre podemos apreciar que hay una categoría de voto electrónico.
Dicha categoría tiene 16 posts. 4 antes del 29 de junio de 2007. 12 posteriores.
Lo mismo sucede en el sitio Guslav con su categoría e-voto, que directamente arranca el 1 de julio.
¿Porqué la distinción de esa fecha específica? Porque fue el día en que se liberó la GPLv3, cuyas FAQ tienen el siguiente párrafo referido a máquinas de votación.

Does GPLv3 require that voters be able to modify the software running in a voting machine?

No. Companies distributing devices that include software under GPLv3 are at most required to provide the source and Installation Information for the software to people who possess a copy of the object code. The voter who uses a voting machine (like any other kiosk) doesn’t get possession of it, not even temporarily, so the voter also does not get possession of the binary software in it.
Note, however, that voting is a very special case. Just because the software in a computer is free does not mean you can trust the computer for voting. We believe that computers cannot be trusted for voting. Voting should be done on paper.

No solo eso, el primer post en Via Libre sobre el voto electrónico termina así.

Incorporamos además un listado de puntos esenciales que no se pueden perder de vista a la hora de legislar sobre votación electrónica. Y quedamos a su entera disposición para responder dudas e inquietudes.

Sin más, y agradeciendo su atención, saludan cordialmente

Asociación Civil Solar

Fundación Vía Libre
Puntos básicos para un sistema de voto electrónico
# Mecanismo de auditoria independiente, que permita el recuento manual de votos ante cualquier duda o impugnación.
# Establecimiento de un marco legal que obligue a realizar una muestra significativa de recuento manual aunque no se registren impugnaciones.
# Diseño de hardware puesto a disposición e inspección pública.
# Diseño de software puesto a consideración e inspección pública.
# Términos de licenciamiento de software que garantice independencia al Estado y que no aten el proceso electoral a una firma proveedora.
# Uso exclusivo de software libre, bajo licencia GPL o similar.
# Implementación de mecanismos para determinar que lo que se inspecciona es efectivamente lo que está cargado en las máquinas de votación.
# Previsión de tiempos suficientes para inspeccionar los programas.
# Implementación de auditorías durante el proceso electoral, no sólo por parte de los partidos políticos, sino de Organizaciones No Gubernamentales y Universidades debidamente acreditadas.
# Inclusión en las opciones de votación del voto en blanco.
# Audiencia pública para la presentación e inspección del software y hardware.
# Implementación de mecanismos de auditoría tales como la emisión de boletas impresas que puedan ser recontables independientemente de la máquina.
# Garantía de seguridad sobre las bases de datos electorales que resguarden no sólo los datos personales de acuerdo a la ley vigente sino que garanticen el secreto del sufragio.

Que cambio de criterios, ¿no?. De empezar haciendo las cosas como se debería, se termina advirtiendo que el voto electrónico no tiene manera alguna de ser transparente, fiable, privado y eficiente.

Termino. ¿Por qué creo que es tan importante defender el voto electrónico y no aniquilarlo antes de que nazca?
Porque es, a muy largo plazo, la evolución de la democracia hacia una instancia superadora, donde el político deberá acatar el deseo de la mayoría. Y dicha mayoría se expresará no cada dos años. Por ahi, cada dos meses. O cada dos días.

Mientras tanto, espero que esta gente que no apoya el voto electrónico no terminen como el Turco, de quien recuerdo la frase “pobres hubo siempre y los habrá siempre”.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

7 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Entiendo que el futuro sea el voto electrónico, aunque el futuro lamentablemente no es hoy, ni mañana, ni hasta dentro de 4 años.

    Este tipo de cosas va a traer una larga cola de problemas extras, como ya aclaré en mi blog, y que como -futuro- informático (en realidad ya lo soy, pero sin título), debo decir que no son para nada buenas, ya que se centraliza el poder de las elecciones (si, aún más de lo que es ahora…), se hace aún más fácil el voto masivo indiscriminado (esos que alquilan documentos, para votar por otros, ahora podrían hacerlo no por 15 o 20 cada uno, sino por miles), y en el proceso de adquisición del sistema, van a ocurrir más de un soborno de cada lado (el máximo postor), dejando esto en lo que ese sujeto comentó… una máquina de fichines (parece joda, y no es que NO me tome en serio las elecciones, para nada… sino que estamos poniendo en juego muchas cosas más de las que se ven a simple mano).

    Yo, personalmente, en este año, dentro de cuatro años… y hasta ..no sé, que sepa que las urnas realmente son fiables (ad infinitum de espera), no votaría en una de esas máquinas, en forma de repudio al propio sistema (conociendo tantos sus pro, como sus contras).

    En fin, son opiniones diferentes, y puede que no llegue a verlo desde tu lado (sería bueno que podamos votar todos los años, pero la consecuencia en relaciones internacionales de ello, sería toda una buena salsa), pero de lo que si estoy seguro, son de los contras que se presentan… porque la sociedad (al menos, de Argentina) no está preparada para este tipo de cosas.

    Abrazo,
    Fede

    • Javier en 6 de noviembre de 2007 a las 20:02
      Autor

    Fede:
    Realmente no me preocupa que sea hoy, mañana, en 4 o 40 años.
    El verdadero objetivo de mi post es poner unas palabras, desde mi punto de vista algo mas objetivas, en el tema.
    Porque reconozco que los problemas son muchos y graves, pero tampoco me tiro de cabeza a rechazar el voto electrónico por eso.
    Es mas, cuanto mas complicado es mas me gusta darle la vuelta para arreglarlo.
    Tampoco me pongo en la postura de “pongan las e-urnas ya porque es un quilombo hacer 2 horas de cola para votar y no saber quien ganó hasta las 12 de la noche”.
    Me preocupa, y mucho, que los “referentes” (políticos o informáticos) se coloquen en posiciones extremas. Eso solo consigue que se tome el tema como si fuera un boca – river / river – boca, con pasiones, no con razones.
    Porque justamente, esa no es la manera de ir preparando a una sociedad para asumir nuevos desafíos.
    Gracias por el comentario, siempre agradable aun desde el disenso.

  2. En Holanda, cuna del voto electronico quieren volver al papel..

    http://www.versvs.net/anotacion/stop-al-voto-electronico-en-holanda

    • Javier en 9 de noviembre de 2007 a las 6:48
      Autor

    Hector:
    Holanda ya empezó a votar por Internet.
    La retirada de las máquinas de votación que informa tu link es debido a que fueron hackeadas por t.v.
    Es mas, si es el mismo video que muestran en Dominio Digital, es de risa.
    Me de la impresión que mas que querer volver al voto en papel, quieren asegurar aun mas el electrónico.

  3. http://weblogs.cfired.org.ar/blog/archives/005226.php

    Más información sobre el tema…

    “En el caso del voto a través de Internet, la comisión opina que el sistema no está lo suficientemente maduro.”

    Hmm… 😛

    • Javier en 9 de noviembre de 2007 a las 19:32
      Autor

    Fede:
    Totalmente de acuerdo.
    ¿Pero como lo maduramos? ¿Diciendo que haga lo que se haga siempre va a ser inmaduro?

    Y el link que nos pasás, tiene un párrafo que parece exclusivamente escrito para la Jueza Electoral de Córdoba:
    “Si surgen dudas sobre el resultado de unas elecciones, las papeletas se pueden recontar manualmente, algo que es más difícil de controlar en el caso de la memoria informática de los ordenadores” 😉

  4. Yo no hecho abajo la posibilidad del Voto electrónico, pero creo que la inversión necesaria para que se haga en serio (bien, completo, seguro, y demás) es alta… y dudo que Argentina disponga del dinero como para pagar eso. Caso posible, es que varias universidades del país se reunan para tomar este tema y desarmarlo… a fines de que exista una gran variedad de grupos que colaboren, y el desarrollo no sea monopolizado por una empresa fácil de extorsionar 🙂

    Desarrollo abierto, como dijiste en su momento en mi blog; auditado, y con medidas para que el votante pueda comprobar que la máquina no fue alterada (no hablamos de fajas de seguridad.. es fácil imprimirlas, sino algún método que de seguridad, o sensación de ello…).

    Abrazo

  1. […] si, vamos al grano. En noviembre del 2007 escribí un largo y algo tedioso post referido al tema del voto electrónico. Para aquel que realmente esté interesado, le pido que por […]

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.