Jodamos al ciudadano

Joder al ciudadano es uno de los mas refinados trabajos de la burocracia. Algo que no necesariamente tiene que ser sutil, pero si que no sea tan evidente y molesto como para que una buena queja se vea justificada.

Mi auto tiene ya 11 años. Y la Provincia de Bs. As. decide que ya me ha exprimido lo suficiente en concepto de impuesto automotor (patente) y le transfiere el cobro a la Municipalidad de Gral. Pueyrredón.

Este gobierno municipal, en un acto de arrojo en pos de la conservación de los dineros públicos, manda los cupones de las tres cuotas y el pago anual en un solo envío. Esta es una forma de ahorrar, se imprime una sola vez, un solo despacho y uso del correo … aunque teniendo a mano alguna información sobre el comportamiento de pago de los ciudadanos se podría refinar un poco más.

Pero, resulta que cuando el ciudadano es el que quiere ahorrar tiempo y dinero, este mismo gobierno se lo complica.
Les cuento: el cupón de pago de la patente dice que, en caso de tener el seguro y la VTV vigente, corresponde un descuento mínimo del 50% (Art. 13 Ley 13.010). Pero no te hacen el descuento si querés pagar todo el año de un saque, solo sobre las cuotas.
Resultado: en el mejor de los casos, si tu seguro te hace pólizas anuales, lo que dentro de un escenario inflacionario es muy raro y hay que dar gracias si te renuevan cada 6 meses, tenés que hacer 2 visitas mínimo para que te reliquiden las cuotas con rebaja.

En la primera visita a la Agencia de Recaudación Municipal, pude reliquidar dos cuotas, pero la tercera voy a tener que volver a ir, pues el seguro lo tendré vigente una vez que me hagan una nueva póliza, en septiembre.

Al consultar el motivo por el cual no se hace el descuento por el pago anual de una sola vez, la respuesta fue “la ley dice que tiene que estar vigente el seguro y la VTV a la fecha del vencimiento”. Ante la indicación de que “a la fecha de vencimiento de la cuota anual yo tengo el seguro y la VTV al día”, solo tuve balbuceos, “bueno, si, no, es que la cuota … cri cri, cri cri”

Veamos en números.
La patente anual es de $ 757.80, a pagar en una sola cuota de $682 o 3 cuotas de 252.60
Con el 50% de descuento por pago anticipado tendría que abonar $ 341. Las tres cuotas serán de $126.30, o sea, $ 378.90. Ya me cagaron 38 mangos y 3 horas de cola.

Veamos entonces que es lo que hace un buen ciudadano. Paga la patente, el seguro y hace la VTV.
No es difícil de verificar, sin necesidad de tener que obligarlo a presentarse en una oficina municipal, si el seguro está pago y si la VTV está hecha.

Tan solo con un convenio entre la Municipalidad y la Superintendencia de Seguros de la Nación permitiría implementar un sistema informático que verifique el estado del seguro de cada vehículo. Y con la empresa que hace las VTV lo mismo.
De esta manera, se le puede liquidar al ciudadano ya directamente con el 50% de descuento sin molestarlo.

¿Que es lo que hace el mal ciudadano?
No paga seguro, ni patente ni hace la VTV. Y no va a pedir ningún descuento.
La Municipalidad mandará los cupones y no recibirá un solo pago. Simplemente, acumulará un crédito a su favor.

¿Que podría hacer la agencia de recaudación si mandó un cupón de pago y a la fecha de cobro no se cumplían con los requisitos para el 50% de descuento? Pues deja que el buen ciudadano pague y acumula otro crédito a favor por el 50% restante, el cual podrá reclamar en cada recibo de pago que le envíe al deudor.

Para resumir, la burocracia hace que tengas que ir a demostrar que hacés las cosas bien, haciéndote perder tiempo y dinero en traslados, estacionamientos y esperas, para conseguir un descuento que el que cobra ya lo da por descontado (al considerar que todos son buenos ciudadanos, solo recaudás mas, relativamente, por “castigar” con mayor costo a los malos)

Asi es como los gobiernos y burrócratas, en cientos, miles de ocasiones, se ocupan de joder al ciudadano.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Pero es como decía un amigo mío: “la burocracia se expande para satisfacer las necesidades de una burocracia en expansión”. 😆

    • Javier en 18 de mayo de 2012 a las 8:22
      Autor

    Iván:
    Yo aún alimento la esperanza de que, como nada es capaz de expandirse infinitamente dentro del recipiente que lo contiene, que el Estado termine estallando y liberando la presión de la expansión burocrática con un nuevo contenedor donde no se le de cabida 😛
    Y no solo es esperanza, también algo trabajo para que ocurra.

    Saludos

  2. Me quedo con tu última frase, la de trabajar para los cambios que reclamás: eso es mirable y admirable.

    Saludos,

    • Marcelo en 21 de mayo de 2012 a las 11:40

    Pagar impuestos en la Provincia de Buenos Aires: Misión Imposible.

    Javier:

    Abonar el impuesto inmobiliario que cobra la Provincia de Buenos Aires es una tarea igualmente ciclópea. El primer punto a señalar es que los lugares de pago que figuran al dorso de la boleta dicen no estar habilitados para cobrarlo. La única entidad que acepta cobrar es el Banco Provincia, pero tampoco es fácil. Uno se encuentra con colas larguisimas, un sistema informático que se cae a cada rato y huelgas continuas por motivos ajenos a la relación empleado-empleador. Si la boleta se vence debo concurrir a la Dirección de Rentas de la Provincia donde la situación no es mejor. Además, el abonar la misma no me libera de la obligación. Los reajustes retroactivos y los reclamos por facturas que fueron debida y oportunamente pagadas son constantes.

    ¡Alguien en el mundo piensa en vos!, si ¡para joderte!…

    Marcelo (desde la eficiente Macri-polis)
    😯

    • Javier en 21 de mayo de 2012 a las 22:45
      Autor

    Marcelo:
    Por lo que me contás, en Macripolis no hay mucha diferencia en el inmobiliario con lo que sucede en Mancopolis.
    A mi me ha pasado de pagar, por débito automático, el impuesto anual y recibir la liquidación con la cuota 2.
    Tras llamar al 0-800 correspondiente y recibir como respuesta “quédese tranquilo que si pagó anual no le van a descontar la 2a. cuota”, ¿que te parece que pudo ocurrir? Pues si, que me descontaron la cuota.
    Así que en la siguiente liquidación de ingresos brutos les desconté la cuota mal cobrada y le dije al contador que si llegaban a chillar, los mandara a reclamarle a magoya. Que ingresos brutos le reclame a rentas y a mi que me dejen tranquilo :mrgreen:
    Saludos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.