Idiocracia

Idiocracia es el nombre de una película que, tal como dice la wikipedia, es del mismo autor de Beavis and Butthead, con lo que ya uno puede ir teniendo una idea del argumento antes de verla.

Mientras buscan cuando la darán de nuevo en algún canal de cable o intentan descargarla, ya que a pesar de ser una película (en principio) bastante ligera recomiendo que la vean, pueden leer un par de críticas aqui y aqui.

Esto viene a cuento de que, tras leer algunas críticas a la cara de Beatriz Sarlo, me surgió enviar un twitt con el siguiente texto:

Pensar q esta gente te trata de gorila y cipayo xq marcás las carteras o las cirugías estéticas de CFK #DondeEmpiezaLaViolencia

La respuesta no se hizo esperar. El idiócrata de turno contestó:

@javiermdq Y porqué no marcás los trajes de u$s 7000 dólares que usa Macri como lo hacés con CFK???????????

Y acá vemos una de las características principales de estos proyectos idiocráticos. El uso del argumento del “antes de hablar de” o el “y por que no tal cosa”, siempre referida al otro.
Nunca, pero nunca nunca nunca nunca nunca jamás vamos a leer a uno de estos diciendo “tenés razón, es como lo que hace / dice fulano”, siendo “fulano” el objeto de su ira. En este caso particular, Macri.

Digamosló de otra manera: para el idiócrata, lo que hace mal el otro (Macri, que usa traje de $7.000 dólares) justifica de alguna manera lo mal que hace el primero (CFK y sus cirugías estéticas o costosas carteras), pero no se justifica en el otro. Si, rebuscado, pero real.

Tienen motivos para comportarse así. Es la línea que se les está bajando en forma permanente, sobre todo cuando ven las presentaciones internacionales de su líder, usando el mismo modus operandis:

¿Por qué no van a hacer un referéndum a Irak?

Y, será porque no quieren, de la misma manera que ella no ha convocado a ningún referéndum para que los ciudadanos se expresen sobre la minería a cielo abierto, la protección de los glaciares, el aborto o la reforma tributaria.
Sin embargo, esta actitud es la que marca el camino.

Como uno ya sabe la forma en la cual se pueden hacer emerger en esta gente sus mas profundas convicciones, la respuesta a la pregunta no se hizo esperar:

@PetrilloH porque no se me canta en el forro del culo, porque tengo derecho a marcar lo que se me canta y porque para eso hay gente como vos

Como pueden ver, la respuesta no dice absolutamente nada de el, excepto, que para hablar de los trajes de Macri ya lo tenemos a el. El resto, aunque premeditadamente algo grosero, solo se refiere a lo que yo hago y por que lo hago. Por supuesto, la carnada cumple con su función y se le salta la cadena:

@javiermdq Ves que sos gorila!!!! Ves lo que querés o lo q tu capacidad intelectual te deja ver… Leé, informate, y no seas ignorante!!

En instantes pasé a ser gorila, incapaz intelectual, desinformado e ignorante.

Tras un intercambio de mensajes, que podrán ver mas abajo, acompaño la imágen con los mensajes típicos del militonto K no ilustrado:

El Idiocrata K no ilustrado

¿Es acaso una perversión, un trastorno de tipo obsesivo compulsivo o es tan solo la angustia que les genera no poder dar una explicación racional a un renuncio la que los lleva a exigir del adversario que opine de lo que se les ocurre a ellos como requisito previo indispensable?

O será, tal vez, como pienso, que se están convirtiendo en idiotas.
Tal como dice en una de las críticas de Idiocracia, “Según Fernando Savater, la palabra idiota viene del griego idiotés, término utilizado para referirse a quien no se metía en política, preocupado tan sólo en lo suyo, incapaz de ofrecer nada a los demás.”

La postura de este muchacho no es de alguien que “se mete en política”, sino que evidencia su preocupación por lo suyo, por defender, aunque fuera indefendible, ese dogma o fe política a la que adhiere, pero sin ofrecer absolutamente nada mas que insultos, suposiciones y pretensiones.

Ya que me traten de gorila, cipayo o macrista, aunque venga respaldado con el adjetivo de “asqueroso” me importa poco. Es mas, es una buena forma de ir recolectando medallas que reafirman la visión que uno tiene de que va por buen camino.

Pero lo que preocupa es el futuro. Sin un cambio significativo, vamos en camino hacia la idiocracia. Se está empezando a notar.

La captura a la que hacía referencia lineas arriba.

El Idiocrata K no ilustrado

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • ICeman en 15 de junio de 2012 a las 15:05

    Primero que nada, Macri siempre se asumió como un político de derecha, capitalista y empresario. Heredó plata del padre y administró Boca Juniors durante bastante tiempo, entre otras cosas, así que ya tenía mucha plata cuando se metió en política.
    Si se quiere comprar un traje de $7000, puede justificarlo. Puede comprarse todos los trajes que quiera con su plata y no entra en ninguna contradicción con su discurso o su modo de vida.
    CFK, por el contrario, usurpa un discurso de izquierda mientras pone en práctica una política de “capitalismo de amigos” con tintes neo-menemistas. Si quiere hablar de los pobres, de la izquierda, etc. sería correcto que deje de despilfarrar plata. Especialmente porque está investigada por enriquecimiento ilícito (si, ya sé, el amigo Oyarbide dejó la causa en un cajón, no hace falta que me lo recuerden).
    Prohíbe la importación de muchos bienes pero anda con carteras Louis Vuitton compradas en París. Prohíbe la compra de dólares como ahorro pero tuvo millones de dólares durante su presidencia y la de Néstor. Nunca ví tanta hipocresía junta.

    En segundo lugar, Macri es el intendente de la Capital Federal, y a todos los que vivimos fuera de la Capital Federal, lo que haga Macri o deje de hacer nos importa bastante poco. Por el contrario, ya sea en Capital Federal, en Mar del Plata, en Posadas, La Quiaca o en Ushuaia, lo que haga Cristina nos afecta a todos.

    • Javier en 15 de junio de 2012 a las 17:35
      Autor

    Iceman:
    Si bien un poquito discrepo en la última parte, ya que los quilombos que se manda Macri en la Capital, tarde o temprano, de cierto modo o de otro, termina impactando en nuestra vida, aunque vivamos ahi o a 3000 kilómetros (fijate, si no, como les marcó la agenda con lo del plan de viviendas), el tema es que los comportamientos como el de este flaco o los marcamos o se van a convertir en algo habitual por una mal entendida tolerancia.

    No podemos, o al menos yo no puedo seguir permitiendo que ante cualquier cosa que quiera opinar alguien pretenda que lo haga de acuerdo con sus parámetros y que, como en este caso, no solo exige que le pegue a alguien a quien ellos ya bastante se ocupan de pegarle, sino que si no lo hago y le muestro que tengo derecho a opinar sobre lo que me plazca, me convierto en macrista sin haber defendido jamás algo que haya hecho Macri.

    Abrazo y gracias por tu comentario.

  1. Hola! Varias cosas me causan leer esto:

    * Se está llenando de intolerantes K, que cuando el “modelo” caiga se van a cagar de hambre como vos, como yo o el vecino (cagar de hambre en sentido figurado).

    * Este pibe Hernán de dónde salió? Me sigue a mi también. Es increíble que este a la pesca de un comentario para retrucar con cualquier boludez.

    * Gorila, cipayo, oligarca, ignorante, asqueroso… jaja. Le podes contestar: patotero, maleducado, idiota, ingenuo, en fin la lista sigue.

    Para rematar lo mismo que le digo a muchos, no soy K, no estoy en contra del país, no levanto banderas políticas pero a veces me cuesta entender como las personas no ven las cosas. Si te aumentan los precios debido a la inflación real pero preferís creerle a INDEC, andas por la calle ves la pobreza e inseguridad, te cuesta cada día más disponer de tecnología por las restricciones, la educación pública esta en declive tanto en nivel como en estructuras edilicias, de la salud y los hospitales mejor ni hablemos (lo sufrí en carne propia en el HIGA ante la falta de un tomografo). Como puede ser que estás personas vivan en una burbuja, defienden una causa con palabras y gritos cuando esta todo al revés. Me gustaría sentarme a charlar con un K y me demuestre con hechos que es lo que se hace con nuestra guita, nada de númeritos, INDEC, encuestas y todo eso.

    Saludos!

    • Javier en 16 de junio de 2012 a las 13:54
      Autor

    Lucas:
    “Se está llenando” no, ya está lleno :mrgreen:

    Antes de bloquearlo vi un rato su TL y si, parece que no pude vivir sin estar pendiente de los demas 😉

    No intentes sentarte a charlar con un K de este estilo, lo único que te va a provocar es un aumento del ácido úrico, jejeje, no tienen números reales, solo los que les bajan para el relato.

    Abrazo

  2. Lo que no entiendo es a cambio de qué todos estos pendejos (y no tanto) cambiaron su capacidad de análisis, objetividad, individualidad… bueno, algunos tienen que hacerlo para justificar su sueldo, puesto, ¿cuántos serán esos? ¿Mil, dos mil? ¿Y el resto? ¿Por qué lo hace este Hernán por ejemplo? Lo único que me queda por pensar es que con tanta defensa vacía y enfática les han prometido ir a un paraíso lleno de vírgenes después de muertos…

    Saludos

    • Javier en 16 de junio de 2012 a las 23:15
      Autor

    Iván:
    ¿mil, dos mil, justificando el sueldo?
    Eso debe ser tan solo en empleados de diputados y senadores oficialistas. Contá por decenas, y hasta me arriesgaría, centenas de mil.
    Saludos

    • Marcelo en 18 de junio de 2012 a las 12:12

    Saludos Javier:

    ¿Sabes que es lo mas gracioso?, que estos “cosos” te hablan de Macri como si el tipo estuviera en las antípodas de “la señora de enfrente” como le dice Mauricio. Pero ese estilo “talibán” no es culpa de ellos, les exigen eso. Los que los agrupan / contratan / prometen, les exigen un nivel irracional de Kirchnerismo explicito. Porque no solo pretenden que los defiendan en la redes sociales sino que el tipo se queme, se desprestigie, para que así pasen de ser “convencidos” a “dependientes”. El kirchnerismo es más perverso de lo que nos imaginamos. Se llevan la guita como todos, pero lo que no se pueden llevar (los bienes inmateriales) tratan de destruirlos para dejarte verdaderamente pobre y así poder controlarte.

    • Javier en 19 de junio de 2012 a las 21:13
      Autor

    Marcelo:
    Eso es típico en esta clase de “movimientos” pretendidamente clasistas. Depende su existencia de la existencia de un enemigo.
    El kirchnerismo no es lo que es sin el proceso, sin los gorilas, sin los cipayos, sin Macri, sin los “traidores”.
    Ideológicamente no tienen fuerza de aglutinamiento, solo la logran contra el enemigo común que bien se encargan los jerarcas de señalar.
    Por eso es que pueden justificar el sentimiento “nacional y popular” que surge de Puerto Madero y pone en las antípodas a un tipo que es exactamente igual que ellos. Millonario y enriquecido gracias al Estado, que detesta a la clase obrera igual que ellos detestan a la clase media.
    Casualmente, ninguno de los dos dice nada de la clase alta a la que pertenecen. Ni hacen un solo movimiento en pos de equilibrar la desigualdad. Como será, que para financiar las viviendas de los pobres, usan la plata de los mas pobres.
    Saludos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.