finalizada esta breve interrupción …

… nuestras vidas continúan con su programación habitual.

Aunque todavía falta que se gasten algunas toneladas de tinta, muchos gigabytes, demasiados segundos de sensiblería patriotera en formato publicitario.
Todavía tendremos que aguantar, al menos, una semana mas de palabrerío barato. Faltan que los panqueques de siempre hagan la voltereta que mas le guste a los hinchas. Faltan los que anuncien la gran confabulación mundial.
En fin, todavía falta un poco más de pan y circo, ya que esta eliminación va a cambiar mucho los presupuestos y las ansias de llegar facturando a una final.
Veremos a muchos volver silbando bajito y mascullando la bronca de los 10 días más de arriba que se perdieron.
Y, dentro de dos semanas, ya ni nos acordaremos del mundial. Habrá pasado en forma intrascendente. Y aunque lo hubieramos ganado, la intrascendencia hubiera sido la misma.
Ganar un mundial no nos hará mejor pais, lamentablemente. No tendremos mas igualdad, ni mas trabajo, ni mas salud, ni mas educación, ni menos corrupción, etc.
Y si realmente nos brindara todo esto, juro por mis hijos que estaría hasta las bolas pintandas de celeste y blanco. Por ahora, la pinturita queda en el botiquín.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. …ahora podremos por fin dedicarnos a ver que están (estamos) haciendo de nuestro país…

    • marcoss en 30 de junio de 2006 a las 21:11

    Estoy totalmente en contra del manto de estupidez con el que se cubre el país en estas fechas, pero que bronca que me da irme así .

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.