Hipocresias 21

Justamente, para hablar de alguien que afirma “esta plaza no la puedo usar para ser hipócrita”, Hebe de Bonafini.

En la página web de las Madres de Plaza de Mayo se publica el discurso pronunciado por Bonafini el 2 de abril.

En dicho discurso, se refiere a gente que “lo cuestionó y golpeó todo el tiempo”, a quienes “no saben que pasó y fue a llorar”, dijo que Alfonsín “operó la teoria de los dos demonios” y “basta de tanta hipocresía de que ahora Alfonsín es como San Martín, por favor no nos equivoquemos. Tampoco es un héroe.”
También es necesario resaltar estas otras palabras:

Y también, compañeros, tengamos todos muy claro, vimos por la televisión mucha gente, es verdad, pero no había ni pobres ni trabajadores: era una marcha, era una concentración de la clase media y la clase alta que siempre salen para estas cosas pero nunca reclaman por el trabajo, ni por la comida, ni por la salud. No nos equivoquemos, no había pobres. Casi era una marcha llena de cajetillas. Que no se ofendan pero es así

La verdad, un discurso lamentable. Como escuché hoy por la radio, a Claudio Lassiar, esta mujer habla desde la rabia del dolor.
Y digo yo, a pesar de las tantas veces que la he escuchado decir que las Madres no persiguieron venganza, creo firmemente que ella si la busca.

Porque su asociación ahora maneja varios millones de pesos que provenientes de un gobierno que la única manera que tiene de llenar una plaza de pobres es llevándolos en colectivos truchos, pagándoles unos pesos y regalándoles un choripán y un vaso de vino.
Y se convierte en estafadora, lo cual no le crea ningún conflicto ético, emitiendo cientos de cheques sin fondos y pagando solo las multas para evitar que le cierren las cuentas bancarias.

Porque tampoco demuestra un compromiso con la verdad. Ni siquiera con los millones en subsidios que recibe (dicen que 5 por año, no reembolsables, no he podido confirmarlo), ni siquiera es capaz de recobrar el dominio nuncamas.org y volver a convertirlo en el sitio que fue.
Hoy, el sitio que debió ser el Altar de la Memoria, está transformado en un sitio de descargas de películas, a pesar de haber denunciado esta circunstancia hace mas de un año.

¿Esta es la forma de no ser hipócrita? ¿Hablar mal de un muerto al que mucha gente, cajetilla o no, le reconoce la virtud de haber sido el responsable de que el “nunca mas” no fuera una mera expresión de deseos?

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

1 comentario

    • Nicoman en 3 de abril de 2009 a las 23:37

    Todo el respeto que se le podría tener a una persona como ella por el rol que tuvo en un mal momento para la argentina, termina dilapidándolo con sus frases llenas de odio y venganza.

    Recuerdo cuando llamo a las armas al pueblo argentino en uno de sus tantos discursos, en los cuales se le sube el humo a la cabeza y quiero creer que no le llega agua al tanque.

    Una persona mas que en las relaciones ve solo negro.. o negro..

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.