Alpargatas si, netbooks no

Esta semana vamos a leer por todos lados el atraso que va a significar la inminente sanción del aumento de los impuestos de los productos electrónicos. Toneladas de tinta y terabytes correrán y nos mostrarán, como ya lo están haciendo Mariano, Fabio, Roger y otros las negativas consecuencias que va a acarrear.

Se van a crear grupos de facebook, trend topics en twitter, algún que otro blog al respecto y también veremos la aparición de los Nab&Pop (si, con b larga, de nabos y populares) apoyando el impuesto basandosé en que solo afectará a los nardos techno geeks oligarcas que muestran sus aifons y noubuks en Starbucks, de la misma manera que ahora justifican un 400% de aumento del gas en invierno porque lo van a pagar solo “los que pueden pagarlo” .

Sin embargo, esta política no es casual. Es parte de la hipocresía de quienes proponen, de la boca para afuera, la redistribución de riqueza y el fomento de la industria nacional, mientras lo que se sigue distribuyendo es pobreza y la “industria” es apenas mano de obra barata que arma computadoras como armábamos, de chicos, cosas con el Rasti, el Mis Ladrillos o el Mecano, para después ponerle una bonita etiqueta de una marca “nacional”.
Eso no es, como dice la diputada fueguina Nélida Belous, que “la ley es el puntapié inicial para que haya una industria electrónica de nuestro país comience a avanzar“.

Si me permiten que discrepe, la única manera para que haya una industria electrónica en nuestro país es promoviendo la importación y puesta en marcha de la tecnología necesaria para la fabricación de chips, memorias, procesadores, etc, generando en las universidades tecnológicas carreras que apunten a generar especialistas en estas areas, y recién entonces podremos comenzar a independizar esta industria de la necesidad de importar productos terminados o para ensamblar.

Por mi parte, yo ya viví esta historia. A fines de los 80 y principios de los 90, los productores locales de riñones artificiales fueron beneficiados por una normativa que impedía la importación de equipos usados.
El costo de los equipos importados nuevos era prohibitivo, debido a que las obras sociales no pagaban (ni pagan aun) diferenciando por calidad de prestación. Se le pagaba (y se sigue pagando) exactamente lo mismo al que usaba un equipo nacional que mataba al paciente al mediano plazo que al que compraba la última tecnología para mejorar la calidad de vida del paciente.
Daba lo mismo tener un tratamiento de agua en acero inoxidable sanitario que armado con caños de galvanizado y mangueras, donde las pérdidas de agua iban dejando una estalactita de “baba” (síntoma de bacterias en el agua)
¿Cual fue la metodología usada por los fabricantes locales? Seguir haciendo equipos de mierda, analógicos y berretas. ¿Y como terminó esta historia? Con un dolar barato el equipo importado nuevo no fue incomprable y todos los fabricantes locales fueron a la quiebra o dedicados a brindar servicios.
¿Y la industria nacional de equipos de diálisis? Inexistente.

¿Alguien en su sano juicio piensa que las empresas de Tierra del Fuego van a invertir para poder fabricar motherboards, chipsets o micros con materiales y mano de obra local? Ni en pedo. Si la guita del impuestazo no va a ir a financiar estas mejoras sino a engrosar las arcas públicas.

Ya otros bloggers se han explayado en las consecuencias que traerá encarecer el costo de las tecnologías de la información en una sociedad donde quien no sabe usar una computadora es el nuevo analfabeto, por lo que no voy a abundar en este punto.

Solo mostrar que aquellos que siempre hemos hecho grandes esfuerzos por dotar a nuestros hijos (y a nosotros mismos, de paso) de estas herramientas para garantizarles un futuro mejor, tendremos que hacer un esfuerzo cada vez mayor (al mismo tiempo que nos desangramos el bolsillo para que duerman calentitos) mientras los que ganan millones jugando con acciones, títulos públicos o un simple plazo fijo, seguirán sin garpar un solo peso de impuesto a las ganancias y podrán comprarle la mejor notebook a sus hijos para que aprendan a seguir ganando los millones sin tener que ensuciarse las manos.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

10 comentarios

11 pings

Ir al formulario de comentarios

    • Hugo en 6 de agosto de 2009 a las 11:18

    De acuerdo… es solo para intentar solucionar un problema de caja, de forma desesperada. Pero lo mas alarmante es la increíble mayoría con la que fue aprobado en Diputados.

    Yo creo que la mayoría compraron lo de la “promoción tecnológica”, y no leyeron más allá. Nadie en su sano juicio puede pensar que aumentar los impuestos a la tecnología sea positivo de ninguna forma.

    Sí es necesaria una promoción a la industria tecnológica, pero esto es simplemente recaudar para tapar los agujeros que crea el sistema.

    • cristian en 6 de agosto de 2009 a las 11:18

    Javier, esta ley parece auspiciada por Mercado Libre ¿no? En este pais de mierda nunca mas vamos a poder comprar por derecha algo electrónico. Por lo menos en mi caso no hasta que alguien de Tierra del Fuego fabrique una Mac… je.

    • Javier en 6 de agosto de 2009 a las 11:37
      Autor

    Hugo, cristian:
    El problema mas grave que tenemos es que tanto el Congreso como el Ejecutivo está plagado de inútiles.
    Y tan inútiles son, que ni siquiera les suena en la cabeza llamar a un par de tipos que sepan para que les aclaren los tantos, les den otras ideas, les cuenten lo que va a suceder en el mundo real, del que tan despegados están.
    Y lo peor de todo, es que lo único que se va a lograr es lo contrario a lo que se pretende.
    Mas caros los aparatos, mas posibilidades de contrabando y por lo tanto, menos recaudación.
    ¿Gana el ciudadano? no
    ¿Gana el Estado? no
    Gana el delincuente!!!!!

    • cristian en 6 de agosto de 2009 a las 12:04

    Son inutiles por que no son utiles para con nosotros pero no son boludos ni ignorantes, son hijos de puta por que saben muy bien que es lo que estan haciendo, todo por el vil metal.

    • josepzin en 6 de agosto de 2009 a las 13:31

    Anonadado me quedé esta mañana al leer la noticia en LN… anonadado. Argh. es un país que no deja de sorprenderme..

    ¡Creo que ya tengo el nuevo eslogan!: “Argentina, un país que te sorprende día a día”.

    • cristian en 6 de agosto de 2009 a las 14:44

    Javier, sabes la fecha de implementacion del impuesto si esto tiene sanción completa?

    • Guido en 6 de agosto de 2009 a las 14:51

    Este proyecto de ley es impresentable.
    Como siempre, se van a transferir recursos a ciertos sectores (en este caso industriales de tierra del fuego) que va a crear un sector “competitivo” en base a la disminución del poder de compras del resto de los ciudadanos de productos importados y no de su propia productividad…

    Por otro lado, si lo que querian hacer era darle la oportunidad a las industrias locales que no la venian teniendo por la diferencia de alicuota de IVA, en vez de aumentar la tasa a los productos importados, no generaria el mismo efecto reducirla a los nacionales? Ah claro, hay que recaudar…

    En cuanto al aumento de los impuestos a los importados, es solo de IVA o hay algo que me estoy perdiendo? Porque los medios hablan de aumentos del 30%, pero si solo se aumenta la alicuota del 10,5 al 21 como el proyecto de ley que ví no se de donde sacan ese 30%…

    • Javier en 6 de agosto de 2009 a las 20:26
      Autor

    cristian:
    Tiene que pasar aun por el Senado. Y de aprobarse, esperar a la publicación en el boletín oficial para que sea aplicable.

    Guido:
    El resto del aumento se debe a la eliminación de exclusiones de productos en la ley de impuestos internos.

    • Guido en 10 de agosto de 2009 a las 19:29

    Gracias Javier, al fin pude encontrar el verdadero texto de proyecto de ley, que no aparecia tan facilmente en las busquedas…
    http://www1.hcdn.gov.ar/dependencias/dsecretaria/Periodo2009/PDF2009/TP2009/0007-PE-09.pdf

    Es lamentable ver en el texto de la norma cosas como:
    “importa incorporar al objeto delgravamen que nos ocupa, determinados productos suntuarios, de forma tal que quienes másposeen colaboren en mayor medida en la formación de las reservas necesarias paraenfrentar con mejores medios la crisis financiera internacional y de aquellos bienes quedemandan un alto consumo energético”

    “En tal sentido, se recuerda que los impuestosinternos son gravámenes selectivos al consumo(…)muchas veces responde a finalidades extrafiscales, ya sea para atemperar la regresividad que caracteriza a los impuestosgenerales al consumo, al establecerse sobre determinados bienes que denoten una capacidad contributiva superior, corregir la elección y preferencia de los consumidores gravando determinados bienes, retraer la demanda ante la escasez de ciertos bienes o paradisminuir la demanda de productos perjudiciales para la población.”

    Argumenos muuy facil de rebatir…olvidan que hoy en dia acceder a la tecnología permite la inclusión laboral y academica, que muchas veces los productos viejos gastan mas electricidad que los nuevos…

  1. “¿Alguien en su sano juicio piensa que las empresas de Tierra del Fuego van a invertir para poder fabricar motherboards, chipsets o micros con materiales y mano de obra local? Ni en pedo.” Que pedazo de argumento loco, te felicito.

  1. […] Más voces sobre el impuestazo tecnológico – Roger Max Schultz: ¿IMPUESTAZO TECH Queda algún tren por perder? – Fabio: Atrasando el poco progreso – La Causa No al impuestazo en Facebook – Esteban Bianchi: Dos lineas sobre el impuestazo – Pablo Tossi: Aumentan los impuestos a los celulares en Argentina, se encarecerán inmediatamente – Javier Salineas: Alpargatas si, netbooks no […]

  2. […] Javier Salinas: Alpargatas si, Notebooks no. […]

  3. […] que ya venia hablando en abril y mayo vuelve a tener repercusión en estos días en los blogs de Javier, Fabio y Mariano debido a su inminencia porque la Cámara de Diputados acaba de dar media sanción […]

  4. […] Javier Salineas: Alpargatas si, netbooks no […]

  5. […] ¿Se entiende la diferencia que quiero mostrar, no? Nosotros, en .ar, volvemos al mail. Ellos, avanzan al IPv6. Y no es un tema de falta de recursos económicos. Si hay 600 millones para los clubes de futbol, no se puede alegar pobreza. Aunque, como dijo ayer Henoch Aguiar, el kirchnerismo ha demostrado una política consistente en la destrucción de la industria de las telecomunicaciones, ya sea en lo que se refiere a medios o a tecnología. Recordemos: aprobaron la fusión Multicanal – Cablevisión pero ahora son anti-monopolios, proyecto de canon a los soportes digitales de Morgado, la eliminación de ventajas impositivas para fomentar las empresas de Tierra del Fuego, al final termina siendo el pago por dos votos para la ley de medios (impuestazo), la ley mordaza de Jenefes, la apelación a la sentencia que los obliga a reglamentar la portabilidad numérica …. En fin, no podemos dejar de reconocer que a pesar de todo esto, el discurso se ha actualizado. Antes decían alpargatas si, libros no. Ahora, alpargatas si, netbooks no. […]

  6. […] Este post en realidad debería ser un comentario en el de N3ri, quien se puso la camiseta del abogado del diablo y “recopila” (aclarando que NO son sus ideas) argumentos a favor del impuestazo tecnológico. […]

  7. […] de “No al impuestazo tecnológico“, leer una entrada interesante en el blog “Cada loco con su blog, ¿no?“, una entrada bastante interesante, por cierto. También ésta esta entrada que, luchando con […]

  8. […] aunque yo no haya hecho nada otros se han movido y han escrito al respecto, como Mariano, Fabio, Salinas, Pablo, Milton y muchos muchos […]

  9. […] Pueden recordar lo que escribí en los dos post titulados “Alpargatas si, Netbooks no” aqui y […]

  10. […] lo que fuera el famoso “impuestazo tecnológico”. Lo que escribí en ese momento lo pueden ver acá, y también este otro post donde respondí a 27 argumentos favorables al […]

  11. […] aunque yo no haya hecho nada otros se han movido y han escrito al respecto, como Mariano, Fabio, Salinas, Pablo, Milton y muchos muchos […]

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.