Los miserables del software libre 3a parte

Esta tercera entrega de los miserables del Software Libre no tendría que haberse escrito. Solo la aparición de alguien que, al igual que Baldini, entiende que se puede abrir la boca y decir cualquier cosa amparándose en la libertad de expresión, ha hecho que tenga que cumplir con el subtítulo del blog.

Hoy es el turno de Daniel Ceillán.
Daniel es un tipo al que conocí al mismo tiempo que a Marcelo Caceres, ambos puteándose en el foro del viejo sitio de shutdown.org.ar. Habían trasladado a ese foro una rencilla personal e interna de la UTN y tuve que intervenir en la discusión, ya que tenía atributos de administrador en el sitio, y los mandé a que arreglaran el tema en el estacionamiento de la Universidad.

Daniel es el impulsor del proyecto Helado. Proyecto que también es uno de los generadores de la disputa anteriormente mencionada. El otro generador es un tema pura y estrictamente personal entre los dos nombrados y no es este blog el lugar adecuado para hacerlo público.

Decía que el proyecto Helado es uno de los generadores de la disputa entre Ceillán y Caceres, ya que el sistema de implementación de LTSP y su uso en escuelas que propone Helado es el mismo trabajo que UTN había desarrollado con anterioridad.
Y si bien cada cual es libre de hacer y desarrollar la tarea que quiere, mucho mas cuando de SL se trata, no se puede dejar de marcar esta circunstancia. No tomaron otro desarrollo, ni otra idea ni se sumaron a lo que UTN ya estaba haciendo. De la discusión en shutdown, de la que solo puedo comentar lo que me quedó en la memoria, la acusación de Daniel a la UTN fue que hacían negocios cobrando por el asesoramiento.

El año pasado, para estas mismas fechas, se intentó hacer el Software Freedom Day en la UTN Regional Mar del Plata. Y Daniel, aun sabiendo que sus acusaciones no habían dejado muy buen concepto de el en la universidad, aparece en el programa tentativo de la SFD con una charla sobre LTSP.
Dicho en forma mas clara, aprovechó a los chicos de Gulbac para generar un conflicto adicional, ya que la UTN no estuvo de acuerdo en que alguien que los acusa de negocios turbios estuviera dando una conferencia dentro de dicha universidad.

Todo este introito es necesario para entender lo que sigue.

Antes de ayer recibo un e-mail de Daniel solicitándome le informe que había pasado con Baldini y mi propuesta.
Mi respuesta fue breve, que estaba planteando que Gulbac revisara la conveniencia de su permanencia como miembro del grupo. A esto me vuelve a enviar otro mail indicando que iba a investigar lo que dijo Baldini, lo que me dio la pauta de que yo había asumido que el estaba enterado de todo lo ocurrido, lo cual no era asi.
Mi siguiente respuesta fue enviarle el link al primer post de esta trilogía. Esto fue a las 10:57
Para las 11:20 ya me estaba enviando mail despotricando contra la “censura” de UTN e indicándome que UTN no era la única institución que recuperaba máquinas y las entregaba a escuelas municipales con SL y LTSP.

Y para las 12:58, yo ya era un interesado mas:

Eso por un lado, para dejar bien en claro que UTN se quiere colgar del soft libre y usufructuarlo obteniendo plata. Por otro lado esta tu posicion que no logro decifrar ni comprender. Si defendes tanto la UTN es porque algo te daran a cambio o te prometeran algo. Conozco tu ideologia y considero que sos un militante del socialismo. En base a eso entiendo tu fanatismo por cordeu, pero no entiendo (o no quiero prejuzgar) tu fanatismo por la UTN.

Esta persona es la misma que en la lista de Gulbac envia un mensaje con este texto:

Si bien por un lado es necesario poner freno a las actitudes peligrosas, por el otro tambien es necesario garantizar la Verdadera Libertad del Individuo. La que permite el Desarrollo, la que no es peligrosa. Como la Libertad de Expresion. Que hoy en Dia ya es un Derecho Humano. Decir lo que uno piensa, cree, siente, percibe, le parece o le parecio ver… nunca debera ser considerado un Delito.
Si atentamos contra esa Libertad esencial del Ser atentamos contra lo mas basico del Ser Humano.

¿No es de miserable suponer que una persona defiende a otra/s o a una institución solo por motivos económicos y utilizar como argumento que decir “lo que le pareció ver” es un derecho humano que nunca debería ser considerado delito, y que al mismo tiempo que te acusa de recibir dádivas te dice que no te quiere prejuzgar?

También me acusa de fanatismo por Cordeu, sin haber leido este post, que ya casi cumple 4 años, donde digo:

En honor a la verdad, deberían recibir el diploma de responsables de que el Partido Socialista de Mar del Plata hoy no represente a nadie y tenga que pedir el puesto de limosna a los radicales.

Ese puesto al que me refiero es el tercer lugar en la lista de “El Frente”, ocupado por Cordeu en un conglomerado electoral que armó Daniel Katz en el 2005. No da la impresión de mucho fanatismo de mi parte, no?

La diferencia entre Ceillán y yo queda mas que clara. Para el, todo se trata de una cuestión de plata y favores. Tanto de la UTN como de mi parte.
¿Evidencias? Su duda. El no poder confirmar mi honestidad y decencia lo habilita a ponerlas en tela de juicio.
Como Baldini, que en la lista de Solar se despacha con un “No creo en la justicia capitalista en
una insitución capitalista.”, Ceillán se convierte en juez de mi moral y en apenas poco mas de una hora, dicta sentencia condenatoria por presunción de culpabilidad, algo totalmente opuesto a su discurso público sobre la libertad del hombre que envía a las listas de correo.

¿Debo rebajarme a recordar el dicho de que “solo el ladrón cree que los demás son de su misma condición”?

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

5 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

    • Hernán en 17 de septiembre de 2009 a las 11:58

    Che, casi que viendo todo este puterío, te dan ganas de usar Windows!!! 😀

    • Javier en 17 de septiembre de 2009 a las 13:09
      Autor

    Y, al menos alguien dice en joda lo que yo digo que va a terminar siendo en serio 😉

  1. Javier hace tiempo que quería contarte una anécdota… hace unos años atrás un amigo entrevistó a un “auto encumbrado” miembro del SL local que con su LUG -ahora entiendo porque Stallman comenzó a defenestrarlos…- todos los años organizaba una reunión anual en una sede universitaria. El tema es que alguna que otra vez conseguía sponsors, pero muchos -dicen que presionados por M$, dicen…- dejaron de apoyarlos. Calculo que por impericia propia también… -eran bastante nabos y pedantes- y entonces uno se fue enterando de ciertas miserias de las que que son capaces.
    Como por ejemplo pretenderle cobrar la charla -abierta y gratuita- que iba a dar un experto en GNU/Linux en ámbitos empresariales… mi amigo se enteró de esto, por un “autoencumbrado periodista” -que tiene ahora una horrible revista sobre SL- y cuando le dijo “hagamos algo, hay que denunciarlo… es un vergüenza” este flaco en cuestión no solo se abrió de gambas sino que con el tiempo estrechó lazos con él y los tránsfugas… obviamente cuando mi amigo lo comentó en diversos LUGs de un par de lugares salieron a pegarle con Exocet… de otros, mutis por el foro -se ve que ya sabían que estos tipejos hacían eso…-.
    Como sabrás en muchos lugs hay gente laburante, que se toma en serio la difusión del SL, pero el resto son un pusilánimes y arribistas que buscan subirse al éxito de otros o defender utopías en la que nisiquiera creerían sino fuera porque están de moda…
    En fin, unas lacras… unos malnacidos… igualitos a los que vos te topás…

  2. Javier, hablando de miserables del soft libre… acá te paso una que te hará caer de espalda… http://murder.diosdelared.com/?coment=3837

    Mauro Torres de Tuquito vinculado al scam y al pishing de cuentas de Hotmail ¿que tul? 🙁

    • Javier en 4 de noviembre de 2009 a las 15:31
      Autor

    jejeje, esta mañana mandé esa noticia a la lista de Gulbac 😉

  1. […] entender la historia completa, lo primero que debería hacer es leer la 1a parte, la 2a parte y la 3a parte de esta saga de los miserables del software […]

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.