Gobierno Electrónico

Hace unos días, el diario La Capital de Mar del Plata publica una nota titulada “Gobierno Electrónico (GE), nueva alternativa a la mejora de la gestión estatal”

Si bien el tema tiene aristas que lo transforman en un tazón de miel que atrae a millones de moscas vendehumo, el artículo firmado por María Teresa López y Hernán Gomis contiene algunas definiciones que son muy precisas. Por ejemplo, la que define un GE:

El gobierno electrónico (GE), constituye una herramienta novedosa que complementa el proceso de reforma del Estado. Entendiendo como tal a la innovación continua de los servicios, la participación de los ciudadanos y la forma de gobernar mediante la transformación de las relaciones externas e internas a través de la tecnología, internet y los nuevos medios de comunicación.
. . . . . .
… es un esquema de gestión pública basado en la utilización de la tecnología de la información y de las comunicaciones, teniendo como objetivos mediatos optimizar la gestión pública y desarrollar un enfoque de gobierno centrado en el ciudadano.

Aqui podemos ver que el primer intento que se debe hacer ante el inicio del camino hacia un GE es el del cambio estructural de la burocracia. Ya no podrá seguir considerándose como un fin en si misma, algo que hoy en día está establecido como una realidad aunque desde la misma burocracia se pretenda ocultar o minimizar esta cuestión.
Deberá poner el foco en la innovación, la optimización y la participación externa.
Para innovar, se necesita capacidad y visión. Algo que se puede encontrar dentro de la propia burocracia, pero que ella misma se encarga de no promover, de no darles oportunidades, de mantenerlos “aplacados” y aplicados a la conservación del status quo.
Para optimizar se necesita contar con escalas de medición de productividad. ¿Alguien sabe como se mide hoy en día la productividad de un empleado público? Si no hay algo standard, habrá que hacerlo. Y eso puede traer consecuencias inimaginables. Sobre todo, para quienes asumieron que caminar con un expediente bajo el brazo es la garantía de que nadie te pregunte que estás haciendo.
Y la participación externa en la burocracia sería como pretender que cualquier católico pueda meter las narices en la administración del Vaticano.

¿Por qué todas estas contras? Para mostrar que no existe posibilidad alguna de implementar un GE si no se dispone de una férrea voluntad política por cambiar la propia forma de hacer política. De nada sirven estos discursos si solo se pronuncian.
Y en estos tiempos, estos pronunciamientos se escuchan en congresos, foros y ponencias. No existen en las plataformas de los partidos ni en las intenciones de sus representantes por implementarlas.

También se puede leer que el GE es “una forma más participativa de democracia, un mejoramiento de la misma, dejando de lado el concepto de democracia representativa donde el Pueblo gobierna “a través” de sus representantes; por un concepto de democracia participativa plena, es decir, el Pueblo gobierna “con” sus representantes.”

Esto es algo que yo vengo planteando desde el momento en que comencé a interesarme por el voto electrónico. Y puede que esto, lo de la forma mas participativa de la democracia, sea el verdadero motivo por el cual se realizan grandes chanchadas. Para, justamente, evitar dicha participación.

A todo esto, el punto mas importante, la punta para el inicio de todo desarrollo de un GE, también está incluido en la nota. Es el que dice:

facilitar el escrutinio ciudadano de la información, actividad y calidad de la operación presentes en el sector público.

Es probable que existan algunos sectores gubernamentales que estén implementando sistemas de reutilización de datos, aunque yo no he visto ninguno todavía. Sobre este tema ya hice un post, “son los datos, estúpido“.
Ahi muestro como el ciudadano común, contando con la información necesaria, puede ayudar a implementar un GE como la gente. Participando con su conocimiento en una determinada área y algo de su tiempo de trabajo.

Asi se podría empezar fácilmente una iniciativa de GE. Poniendo todos los datos a entera disposición de la ciudadanía. Y no necesariamente los referidos a los servicios, como en los casos de las frecuencias del transporte o el estado de las autopistas, sino también por medio de, por ejemplo, la ejecución presupuestaria en tiempo real, el estado de tramitación de expedientes, las ausencias y licencias del personal, las frecuencias, lugares y resultados de las inspecciones, etc.
En fin, cada trabajo realizado por alguno de los empleados públicos, desde el cadete hasta el intendente de una ciudad, para arrimar el ejemplo mas cercano, debería ser publicado y reutilizado para poder incitar a que la participación de la ciudadanía genere mas herramientas de optimización de los recursos.

Este debería ser el paso inicial de cualquier gobierno que se precie de querer convertirse en electrónico.
Por el momento, habrá que seguir esperando que alguno se decida a dar ese primer paso.

De mas está decir que si alguno de Uds. conoce algún gobierno municipal o provincial que tenga algo así implementado, les agradeceré mucho que me lo hagan saber.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

3 comentarios

    • Martín el 21 de julio de 2010 a las 14:13

    En Italia, específicamente en Regione Emilia Romagna, se viene implementando un mecanismo de democracia participativa. Quizás sirva como modelo de referencia para nuestros gobiernos

    Dejo un par de enlaces (están en italiano)

    http://www.partecipa.net/

    https://www.iopartecipo.net/cgi-bin/partecipa.base/unox1

    Saludos

  1. Ojo con el voto electronico Javi, mira si te pasa como a el indio

    http://www.fayerwayer.com/2010/08/arrestan-a-investigador-indio-que-revelo-debilidad-de-maquinas-de-votacion/

    • Javier el 25 de agosto de 2010 a las 13:43
      Autor

    Cristian:
    Si yo llegara a tener que afanarme una máquina de votación para demostrar que es vulnerable, el kit de pasamontañas, guantes, distorsionador de voz y tor serán de uso obligatorio . 😛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.