Violencia II

Siguiendo un poco con el post anterior, Violencia, encuentro un par de situaciones que pueden ir dándonos una pauta de los motivos por los que esta sociedad argentina en la que vivimos está cada día mas y mas violenta.

Como anécdota, esta semana se agarraron a los tiros dos grupos de la UOCRA (construcción) de Lomas de Zamora, por la inscripción de una lista para las futuras elecciones. Cuatro heridos de disparos de escopeta.
Pero digo anécdota, porque estas situaciones son el final de un ciclo.
Y yo prefiero empezar a mostrar donde se inicia.

Una de las situaciones es muy reciente:

La Sra. Hebe de Bonafini, cada día que pasa, demuestra un poco mas de su violencia implícita. Ya le empieza a salir de adentro como una catarata. Acá pueden leer lo que escribí antes sobre ella.
No es ya solo una puteada. No es hablar de “los cajetillas que fueron a despedir a Alfonsín”.
Ahora es, directamente, ´fuera de acá, la Plaza es nuestra, bolivianos de mierda´. Fuente.

La Sra. Hebe de Bonafini es la Rectora de la Universidad de Madres. ¿Que repercusiones hubiera tenido si un exabrupto discriminatorio como este lo hubiera emitido el rector de la Universidad de Belgrano, por ejemplo?
¿Que pensará el Sr. Claudio Morgado de estos dichos? ¿Iniciará las acciones que corresponden?

La otra situación, es muy vieja, ya tiene 35 años, pero nos da la pauta de mucho de lo que ocurrió desde entonces hasta ahora.

Según esta nota de Página Impar, que referencia a una nota de Perfil, el 20 de enero de 1974 Perón pronunciaba las siguientes palabras ante diputados de la Juventud Peronista:

“Nosotros vamos a proceder de acuerdo con la necesidad, cualesquiera sean los medios. Si no hay ley, fuera de la ley también lo vamos a hacer y lo vamos a hacer violentamente. Porque a la violencia no se le puede oponer otra cosa que la propia violencia. Eso es una cosa que la gente debe tener en claro, pero lo vamos a hacer, no tenga la menor duda”

No es extraño, por supuesto, cuando estas palabras provienen del mismo que pronunció la ya famosa “al enemigo ni justicia” o alentaba el “cinco por uno, no va a quedar ninguno”.

Nota: vuelvo a la moderación de comentarios. Prefiero empezar a borrar los que vengan a criticarme por mi cara, la cual lamentablemente ya no puedo cambiar, asi no me veo obligado a contestar con mas violencia.

Compartir via ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

1 ping

  1. […] Y para peor, nos dejamos basurear por esos mismos grupos violentos. No se contentan con transitar los caminos que abrimos, tampoco con robarnos o matarnos en el proceso de cambio socialista. Es necesario también maltratar ese poco espíritu combativo que nos queda, ese atisbo de identificación de lo social y políticamente incorrecto. En el 2001 fueron las ‘cacerolas de la libertad’; pero pese a la similitud de escenarios, en el conflicto con el campo pasaron a ser ‘cacerolas Essen’, haciendo alusión a una parte social bien dotada económicamente, pero pareciendo desconocer que aunque fuesen de platino también son parte del pueblo. Pero claro, al momento de denunciar discriminación, estos grupos violentos son los primeros en invocar la igualdad de derechos y pedir derechos humanos dignos. Ellos exigen, nosotros agachamos la cabeza. No es raro que la presidenta de Madres de Plaza de Mayo pida todo esto a la vez que echa a los ‘bolivianos de mierda‘ de su plaza (NOTA). […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.